viernes, diciembre 9, 2022

Lo que llega tarde es el consenso

La propuesta de Merkel y Sarkozy sobre constitucionalización de la estabilidad presupuestaria era adoptada este martes en el pleno parlamentario por Zapatero y apoyada por la mayoría de la Cámara. No se entiende muy bien por qué tiene que figurar en la Constitución una obligación semejante, a no ser que no haya otro camino para domeñar los ímpetus gastadores de los políticos en sus puestos institucionales. Se supone que una de las causas de la crisis económica ha sido el desenfreno presupuestario de muchos Gobiernos, desde luego el español, pero habrá que hilar fino para impedir que esa forzosa estabilidad presupuestaria se convierta en un hándicap para remediar situaciones graves que hagan preciso alguna vez romper esa estabilidad. Lo que debería prohibirse es el abuso caprichoso o necio de los Presupuestos, las armas maestras de la acción de todos los Gobiernos. Pero nadie negará que el combate contra el desmesurado déficit público y el endeudamiento son principios de acción gubernamental bastante saludables.

De manera que si la gran mayoría del Parlamento está de acuerdo en reformar la Constitución en ese punto concreto no seré yo el aguafiestas que lo eche por tierra. Sólo pido seriedad y mesura, como en todas las cosas, por lo demás. El PP ha mostrado su acuerdo, con el inevitable añadido de que ya lo dijeron ellos y de que había que haberlo hecho antes. Las dudas vienen desde el PNV y desde IU, esta última pidiendo que la reforma se haga por referéndum, lo que llevaría mucho tiempo que no tenemos. En cualquier caso, y al margen de la utilidad más o menos descriptible de la medida, hay que destacar que se haya producido un importante consenso, que también está muy bien, pero ese sí que llega tarde, pues el PP ha dejado pasar en estos tres años ocasiones de oro para ayudar en la lucha contra la crisis económica, no adoptando la posición responsable de cooperar con el Gobierno en las grandes medidas, con las que estaba más de acuerdo que el propio Gobierno, pero que le venía muy bien dejarle sólo para que él solito se abrasara. Esta es la historia.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.


Pedro Calvo Hernando

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias