sábado, diciembre 3, 2022

La flauta y el milagro europeo

La situación que estamos presenciando de fuerte deterioro de los diferenciales de los bonos soberanos de Italia y España, principalmente, pero acompañados por otros, como los de Bélgica o Francia y unido a las caídas generalizadas de las bolsas, están colocando a los dos primeros países y al área Euro al borde del abismo.

En la reunión del Eurogrupo del día 21 del mes pasado se adoptaron acuerdos importantes para solucionar el problema griego y evitar su contagio a otros países, pero la falta de concreción y puesta en práctica de los mismos, así como la lentitud de las instituciones europeas, han propiciado que el contagio sobrepase los países periféricos y se extienda al resto del área Euro.

Al mismo tiempo, Estados Unidos con su posible caída en una nueva recesión y su necesidad y compromiso de recorte del gasto público y del déficit a futuro, así como la caída del crecimiento en Europa, contribuyen a una visión de la economía mundial a futuro no muy halagüeña.

Por ello, no sorprende que se estén produciendo dos hechos que tienen un mismo final. Un primer hecho que consiste en una situación de miedo a  mantener en las carteras deuda soberana de determinados países, lo cual impulsa a sus tenedores a vender, y un segundo, que son los ataques especulativos que se producen ante la falta de acción y la tibieza de la Unión Monetaria para solventar los problemas que tiene la moneda única.

Es muy cierto que Europa nunca habla con una sola voz, pero si ante la situación actual no consigue lanzar un mensaje único y coordinado, acompañado de hechos concretos, los países del Euro van a comenzar a caer uno tras otro, como fichas de dominó.

En referencia a los hechos, el primero que debería producirse es el desarrollo inmediato de los acuerdos alcanzados en la reunión del 21 de julio pasado, solventando de una vez el problema griego y fijando unas condiciones accesibles que permitan utilizar el denominado fondo de rescate europeo para recapitalizar instituciones financieras y para la compra, en el mercado secundario, de bonos de países con problemas.

Y a continuación, deberíamos dar solución a los problemas que se vienen arrastrando desde el nacimiento del Euro y que nos han conducido a esta situación. Cada día que pasa se hace más obvia la necesidad de una cesión de soberanía por parte de los países que forman la moneda única para formar un ente europeo que tenga potestad supranacional y que lleve a cabo una política fiscal común.

Pero lo cierto, es que estando en manos de la burocracia de Bruselas y de la casta política miope que gobierna Europa en estos momentos, conseguir hechos concretos, se antoja como algo imposible; aunque ya sabemos que de vez en cuando, en la vida, suena la flauta y nos encontramos ante un milagro europeo.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

José Luis Martín Miralles

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias