martes, enero 31, 2023

La siesta Europea

No te pierdas...

El pasado día 20 tuvo lugar la reunión entre Angela Merkel y Nicolas Sarkoky y al día siguiente la del Eurogrupo al completo. Ambos hicieron concesiones. Sarkozy cedió a que los agentes privados (bancos y aseguradoras) participasen en el rescate griego y Merkel consintió en utilizar el E.F.S.F. (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) para comprar deuda soberana en el mercado secundario de países que estuviesen sufriendo ataques especulativos pero que no se encontrasen en situación de rescate. Estas medidas, junto a otras anunciadas, contribuyeron a relajar la prima de riesgo de la deuda soberana.

Pasada una semana hemos conocido unas declaraciones del ministro alemán de finanzas, Wolfgang Schaeuble, en las que indica que el Gobierno alemán está en contra de que el E.F.S.F. tenga carta blanca para adquirir bonos en el mercado secundario y que estas operaciones sólo deberían realizarse bajo condiciones muy estrictas y cuando el Banco Central Europeo crea que se dan las circunstancias excepcionales para hacerlo. Dado que para estas operaciones es necesario el voto unánime de todos los miembros, ya podemos intuir las dificultades que podrán existir para conseguir un acuerdo.

Estas declaraciones, unidas a la  falta de concreción de los acuerdos adoptados en la citada reunión del Eurogrupo y a las incertidumbres que vienen de Estados Unidos por la falta de acuerdo sobre su límite de endeudamiento, han hundido las bolsas y han vuelto a poner la prima de riesgo española por encima de los 300 puntos.

Cuesta trabajo entender por qué el Sr. Schaeuble ha hecho estas declaraciones tan inadecuadas en un momento tan inoportuno. Se me ocurren tres posibilidades.

La primera es que el “bueno” del  Sr. Schaeuble sea lo que en España denominamos un “bocas” y haya lanzado esas declaraciones sin pensar en las consecuencias, en cuyo caso merecería un correctivo severo. Esta posibilidad tiene una parte positiva para nuestro país y es que la existencia de ministros “bocas” ya no sería  un patrimonio español sino también alemán y europeo.

La segunda posibilidad es que esté diciendo lo que Merkel no se atrevió o no quiso afrontar en la reunión pasada y que le haya encargado a su ministro poner de manifiesto lo que ella no quiso poner sobre la mesa porque tenía que llegar a un acuerdo y salvar una imagen. Esta segunda posibilidad supondría un medio engaño a Sarkozy para salvar la situación y un comportamiento incalificable.

Y la tercera es verlo todo con ojos electorales y  que estemos ante una declaración dirigida al electorado alemán. Últimamente Merkel y su gobierno se mueven a ritmo de encuesta electoral y eso les está haciendo olvidarse de Europa y comportarse de un modo miope y sin amplitud de miras hacia el futuro. La Sra. Merkel se comporta más como un político profesional que como un estadista, aunque conviene indicar que el resto de presidentes europeos no le desmerecen en ningún momento, están a su misma altura.

Sea por lo que fuere, lo cierto es que otra vez estamos acercándonos a una situación parecida a la de la semana pasada y que las instituciones europeas están sesteando, que es lo que corresponde al tiempo de verano. Esperemos que cuando despierten todavía quedemos algún periférico en pie en la Europa del Euro.

José Luis Martín Miralles

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -