miércoles, diciembre 7, 2022

Teatro en el Parlamento de Mérida

La sesión de investidura del candidato del PP, José Antonio Monago, en el Parlamento de Mérida, se convirtió en la representación de una obra teatral donde los protagonistas, los líderes políticos, reescribían inseguros el texto del nuevo papel que les estaba tocando protagonizar.

El candidato Monago, aspirante a presidir la Junta extremeña, desgranaba una serie de propuestas en la línea más progresista, insólitas en un representante de un partido conservador. Para justificar esta extraña apuesta, que no se reflejó en su programa electoral, como la recuperación del Impuesto de Patrimonio, defendió con ardor la muerte de las ideologías y la similitud entre derecha e izquierda.

El jefe de filas de Izquierda Unida, el grupo que con su abstención le permitirá gobernar los próximos cuatro años, desviaba la mirada hacia el techo del salón de plenos y sólo le faltó silbar para desentenderse de las comparaciones del orador popular.

A Pedro Escobar le costó, cuando fue llamado a votar, pronunciar a palabra abstención. Igual que otro de sus compañeros de escaño que lo dijo de una forma casi inaudible. Pero lo dijeron, aunque luego,  para justificarse, aseguraran que no tenían nada que celebrar.

Al desbancado Fernández Vara no se le borró la cara de estupor durante todo el debate. Ya sabía que viejas rencillas heredadas de la etapa de su antecesor le iban a costar el cargo pero no se esperaba la muerte de las ideologías ni el repentino amor del PP por las apuestas de IU.

Al quedarse en tierra de nadie, no ser ni progre ni liberal, a tenor de la trasformación de sus oponentes, optó por defender su gestión cuando no era su función ni el momento. Le va a resultar complicado asumir el rol de jefe de la oposición ante una pinza que  pretende sobrepasarle por la izquierda.

Dado el tono bronco que marcó el primer día de debate no va a ser fácil esta legislatura para ninguna de las fuerzas representadas en el Parlamento de Mérida. Pero el que lo va a tener más complicado va a ser el nuevo presidente José Antonio Monago. Para justificar su apoyo, en contra de la dirección federal y con un enfrentamiento abierto con Cayo Lara, los tres diputados de IU que ahora le sustentan le van a exigir lo imposible en tiempos de recortes y ajustes duros.

En el teatro, acabada la función se cierra el telón y se apagan las luces. En política no. Va a ser muy difícil que, durante cuatro años, todos sigan interpretando un papel que no es el suyo.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Victoria Lafora

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias