sábado, diciembre 10, 2022

Las fotos de Leire Pajín

La isla de Lazareto es una fortaleza construida a finales del siglo XVIII en el puerto de Mahón (Menorca). Por cosas del destino, la islita es  propiedad del Ministerio de Sanidad y, en 1993, fue declarada bien de interés cultural. Como es un lugar muy peculiar, el pasado 27 de marzo, la ministra Leire Pajín firmó un convenio con el Consell Insular para permitir visitas guiadas de cualquier tipo de ciudadano a partir del 15 de junio, aunque estamos a 5 de julio y todavía no se ha abierto al público.

Al parecer, en esa isla hay una residencia para uso exclusivo de los funcionarios del Ministerio de Sanidad, en unas condiciones muy ventajosas ya que, por 300 euros, pueden disfrutar de 16 días de pensión completa en el verano, incluidos los transportes en barco. Una ganga de la que ha querido disfrutar la propia Ministra y su familia. Se desconoce si lo ha hecho para comprobar el estado de la residencia o para disfrutar de ella por lo baratito.

Y ha sido en la playa de esa islita dónde han fotografiado a doña Leire en bikini.

¿Por qué han montado tanta bulla unas fotos de una ministra en bikini? No lo sé, aunque es cierto que la fortaleza aún no se ha abierto al público y que está feo que la ministra y su familia hayan ido antes que nadie pero tampoco es para escandalizarse. Además, parece que han pagado religiosamente su instancia.

¿A qué viene también ese debate sobre la privacidad de las personas? Si la señora ministra estaba en una playa pública es normal que la fotografíen y que esas fotos se publiquen. Eso no conculca ningún derecho.

Es cierto que las fotos no favorecen a la señora Pajín pero eso a ella parece que le da igual. Además, cada uno es como es y fotos como esas hacen que los ministros parezcan mortales, lo que no deja de ser algo apetecible de ver por algunos contribuyentes.

¿En dónde está, pues, el escándalo que han provocado las fotos?

En ningún lado. Yo creo que se ha montado un escándalo ficticio. De portera. De comadres. Creado en twitter, que cada día se parece más a un patio de vecindonas virtual que a un medio de comunicación serio. Incluyo a directores de importantes diarios que van de modernos.

A mí, particularmente, y respetando el derecho de la señora Pajín a mostrar su abundante anatomía en la playa, me hubiera gustado más que la señora Ministra de Sanidad del Gobierno de España hubiera tenido un pelín de pudor y no se hubiera expuesto a ser fotografiada.

Las fotos le han hecho perder ‘auctoritas’. Y eso es malo.

Pinocchio

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias