sábado, diciembre 3, 2022

Rubalcaba les pone de los nervios

No se me va de la cabeza esto que tanto se ha repetido en las últimas horas sobre la ruptura de las negociaciones sindicatos-patronal para la reforma de la negociación colectiva. Se dice, y estoy dispuesto a creerlo, que la culpa ha sido del triunfo del PP en las elecciones del 22 de mayo, que impulsó al sector más duro de la derecha empresarial, sustancialmente la CEIM, a romper las piernas de Zapatero y su Gobierno y a un doble juego de entrega al PP y de exigencia al mismo de una política de inmensa dureza en materia laboral, por supuesto para favorecer los intereses empresariales, al tiempo que perjudique claramente los intereses de los trabajadores.

Se dirá que en estas observaciones hay un componente demagógico. Sí, claro, como se dice siempre cuando se trata de poner las cosas en su lugar en materia de relaciones socioeconómicas. Pero los hechos son los hechos. Hasta hace unas semanas, la actitud de la nueva cúpula de la CEOE, encabezada por Joan Rosell, era de clara inclinación al entendimiento con los grandes sindicatos, después de tres o cuatro meses de encuentros.    Pero ¡oh casualidad!, llegan las elecciones municipales y autonómicas, se produce la derrota socialista y comienza la derrota de Rosell ante los más duros de la derecha económica. Rosell tal vez tendría que haberse negado a transigir o en su caso dimitir. Algo así como lo que Zapatero tenía que haber hecho en mayo del año pasado, cuando desde fuera le impusieron unas medidas en las que no creía y que no quería. Pero ha pasado lo que ha pasado. Ahora todo circula por el carril que le interesa a la derecha política y económica de este bendito país, que por supuesto echará la culpa de todo, ya ha empezado a hacerlo, a Zapatero, por no faltar a la costumbre. Bueno, a Zapatero y quizá sobre todo a Rubalcaba, que es ahora el gran enemigo a batir, y que es quien todavía les pone muy nerviosos, ante los perfiles de la figura del vicepresidente y virtual candidato a la presidencia del Gobierno. Pero Rubalcaba les puede dar una sorpresa. Su popularidad sigue creciendo. Sería grandioso.

Pedro Calvo Hernando

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias