sábado, diciembre 3, 2022

Autonomías y lenguas ecológicas

Mal empezamos con el título, si son lenguas tribales no pueden ser ecológicas, ¿o sí?. De las lenguas autonómicas se pueden decir mucha cosas, pero buenas ni una, salvo que vivas del cuento o seas un perfecto imbécil. No caben más opciones.

Igual que en un barco es incompatible tener dos capitanes, o en el fútbol,  dos entrenadores o dos presidentes de Gobierno… bueno, esto no, aquí tenemos 17 presidentes, pero en el resto de situaciones es incompatible tener más de un referente. Esto atenta contra la lógica natural. Es como el tiempo, o hace sol o está nublado, pero ambos no pueden convivir en el mismo espacio-tiempo.

Con las lenguas pasa lo mismo, es imposible tener dos lenguas cooficiales, siempre habrá una que domina la otra, y si la otra es una perfecta gilipollez, los ciudadanos andarán haciendo el gilipollas, dando tumbos culturales  y en muchos casos, hasta orgullosos de ello.

He dicho en muchas ocasiones que mantener el capricho de las lenguas tribales nos cuesta a los españoles 6.000 millones de euros al año, pero lo que nadie comenta es el derroche energético que supone este capricho. Es anti-ecología en estado puro. Y ahora con estos comentarios, que nadie me venga con el cuento trasnochado que son un bien cultural, que eso ya no cuela, los españoles nos hemos dado cuenta que todos los países tienen sus dialectos pero ninguno hace el gilipollas de esta manera.

Cuando muchos supermercados te están engañando con pretextos ecologistas para cobrarte la bolsa de plástico de la compra, por otra parte se están gastando millones y destrozando el medio ambiente con carteles duplicados en español y en la lengua tribal, para contentar a los vividores del cuento y a los imbéciles de turno. Carteles que te anuncian “tomates” en español y otro cartel, por ejemplo en vasco “tomatea”.

Ya se sabe. El español es la lengua oficial que todos los españoles deben conocer, pero vamos hacer un poquito el imbécil, que de ello vamos sobrados y de paso contentamos a la trupe y a la administración, no sea que nos nieguen la subvención de turno.

Cuando se observa que para contentar a tanto imbécil hay que duplicar todo en español y en el dialecto regional, uno se da cuenta que se efectúa un gasto innecesario, pero ¿cuánto?

Hablemos de ecología, España es el país que consume más papel de toda  Europa. ¿No te preguntas por qué?

No, no es porque somos los más aplicados, precisamente en nivel educativo vamos por detrás de Grecia, es por la puñeteras autonomías. En España estamos traduciendo todos los textos, nombres de calles, folletos, panfletos a unas lenguas que nadie lee, sólo los imbéciles hacen gala de utilizar, y  si no, observen.

Solo tienes que acercarte a cualquier administración autonomista para ver la cantidad de revistas, folletos, etc. que se editan en la lengua circense sin ninguna utilidad, sólo para gastar la subvención de turno. Nadie, absolutamente nadie los leen, se mueren en las estanterías cuyo destino será la papelera de turno. Eso sí, como buenos ecologistas, los pondrán en el apartado de reciclado.

¡¡Vamos a ver!! por ejemplo en A-Galicia, si la mayoría de niños gallegos no leen en español, que leches van a leer en celtibero trasnochado. El Sistema está convirtiendo a los gallegos en oscuros y profundos, abocándolos al epicentro del agujero negro que engulle todo lo que se acerca a su campo gravitatorio.

¿De qué estamos hablando? Te estoy hablando de ecología, de 1.500.000 toneladas de papel al año que para su elaboración se han talado miles de árboles, miles de millones de litros de agua, millones de Kws. de energía eléctrica y millones de litros de tinta. A ver si pensabas que el papel nace y se reproduce como los imbéciles. No, el papel hay que fabricarlo.

De la tala de árboles no te voy hablar, pues sabes las consecuencias, pero de la tinta quizás no sepas que es un componente muy contaminante. Yo como Cruz y Raya, “si hay que gastar papel se gasta pero gastar pa ná, es una tontería”.

En Masby proponemos que todos los folletos en lenguas tribales se hagan con papel esponjoso, suave y sin tinta, así los ciudadanos nos podremos limpiar el culo y le daremos una utilidad práctica con un fin ecológico.

Así que cuando los políticos y su trupe de imbéciles circenses  te digan que hay que bajar los sueldos, aumentar la jubilación o apretarse el cinturón, les dices por favor que hablen con Masby pues disponemos de muchos recursos para sacar dinero.

Juan Vicente Santacreu

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias