miércoles, diciembre 7, 2022

Benedicto XVI, pasión y espectáculo

El Papa que bendice las redes sociales en Internet y las nuevas comunicaciones a través de chats; el mismo que ha cerrado acuerdos comerciales con Google; inaugurado el canal youtube.com/vatican donde colgar videos de unos tres minutos; dado el visto bueno al motor de búsqueda para católicos cathoogle.com; su propia red social xt3.com; aplicaciones religiosas en el Iphone y Facebook; que lidera el Vaticano con su dominio .va sumado a los múltiples portales de organismos de la Santa Sede; el Papa que para entrar en la historia intuye ha de irrumpir primero en el siglo XXI, se ha estrenado en televisión con el formato de modaTengo una pregunta para”, en este caso, el Papa.

El debut se emitió en la celebración del Viernes Santo y una semana antes del 1º de mayo, día elegido para la beatificación de Juan Pablo II. Pero coincide a su vez con otras fechas. En la Semana Santa de hace un año, el escándalo de abusos de niños por parte de sacerdotes y cardenales se contaban por millares en Estados Unidos, Alemania, 60.000 en Irlanda, exactamente, superando con creces las 2.000 preguntas que ha recibido la televisión pública italiana para su Santidad alejadas de esta cuestión. No se trata de una crítica anticlerical, como tachan algunos cuando oyen sacar el tema. Agencias como AFP y distintos medios internacionales se han hecho eco del contraste. Del silencio del Papa sobre asuntos que media humanidad espera escuchar algo.

Cabe plantearse entonces, ¿A qué debería responder un líder religioso que pretenda influir en estos tiempos? Los sectores progresistas y cristianos de base reclaman, además de auto crítica, mensajes menos alejados de la sociedad por un lado, y otros que se ajusten a la expectación generalizada sobre otros que se no afrontan. Dícese. Derechos de la mujer, la condena a regímenes dictatoriales, la orientación sexual, el aborto unido a la muerte y el analfabetismo – en Latinoamérica y África miles de niñas abandonan la escuela al quedarse embarazadas o fallecen por falta de condiciones sanitarias-, los anticonceptivos, la acumulación de riqueza, en qué invierte la Iglesia el presupuesto público, y tantos otros asuntos.

Los críticos dentro de la Iglesia unen, de manera indirecta, el descenso alarmante de seminaristas a la distancia de la orden con la gente. La periodista Mar Ruíz recoge las últimas cifras en el reportaje titulado España se queda sin curas: en 2010 se ordenaron 162 sacerdotes en todo el país y en un 40 por ciento de las diócesis no hubo ningún ingreso. El futuro del sacerdocio en España pasa por una edad media de 64 años, con una caída de las vocaciones que apunta a un difícil relevo generacional del colectivo. En total hay 1.227 seminarista, un 3 por ciento menos que hace un año, con un descenso del 40 por ciento en la última década. En la práctica se traduce a un cura por 25 parroquias.

El uso de los medios de Wojtyla es probable que responda a la nueva estrategia de comunicación del Vaticano en un intento por entrar en la agenda informativa. Así que el pontífice, por primera vez, respondió en televisión, pero ¿a qué?. El Papa más moderno dedicó unos cuarenta minutos a hablar del alma: “¿Que sucedió después de la última cena?, ¿Qué hizo Jesús entre su muerte y resurrección? ¿Por qué cuando resucita nadie le reconoce? ¿Qué diferencia hay entre un fantasma y Cristo resucitado?”. De las siete preguntas de entre dos mil enviadas por participantes de todo el mundo sólo dos eran de actualidad, emitidas por un medio sufragado con presupuesto público y retransmitido en España por el Canal 24 horas, también público. Razón suficiente para preguntas y respuestas del más acá. Como hicieron con Rajoy o Zapatero en el mismo formato, más de un espectador esperaba la respuesta de Benedicto XVI a algo así como ¿Cuánto cuesta un café en el Vaticano?.

Pilar Velasco

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias