lunes, febrero 6, 2023

El Mediterráneo

No te pierdas...

Nuestro mar tan querido cada día me parece más a esa zona libre entre los contendientes de un partido de rugby americano en el inicio de una superbowl. Como ustedes saben no es el mismo rugby que el europeo. Allí se ponen cascos, defensas y hombreras para atacar al equipo contrario.

Es posible que después de todas las revueltas populares que han surgido en el sur y que derivarán en posibles procesos democráticos así como en probables mayorías de un cierto tipo, nos encontremos que a un lado y el otro de nuestro mar se enfrenten dos concepciones vitales, sociales y religiosas del mundo. Esto requiere su tiempo, ritmo, circunstancias y personajes, pero la democracia, que se define por ser el menos malo de los regímenes políticos, también ha permitido  sorpresas desagradables en el transcurso de la historia.

Yo lo de las revueltas populares ya no me lo creo. Debe ser que soy mayor. Opino que si un señor se pone a gritar en una plaza, si no tiene un coro e incluso actuaciones paralelas en lugares estratégicos no va a poder conseguir lo que pretende. Es necesaria una logística y que esta sea profesional. En este caso ignoro quienes están detrás de todo lo que está ocurriendo en el Mediterráneo Sur. No deseo hacer especulaciones ya que sinceramente en este caso mis “fuentes” son la Cibeles, Neptuno, Canaletas e incluso la Fontana di Trevi. Lo único que deseo es que los que hayan organizado todo el lío, no se equivoquen de nuevo.

He viajado recientemente a Túnez y Egipto y francamente me sorprende toda esta contestación cuando comprobé que empresas occidentales han realizado cuantiosas inversiones en hoteles y otros tipos de establecimientos. Se supone que cuando lo hicieron es que tenían  información y garantías suficientes para establecerse allí. También constaté que de una forma u otra la religión tenía una importancia decisiva  sobre las conductas de las masas, mucho más que en el aspecto individual.

Así que frente a una delantera del Norte formada, entre otros, por España, Francia, Italia, Croacia y Grecia, pueden alinearse por el Sur, también entre otros, Argelia, Túnez, Libia, Egipto y Siria, con Turquía de imparcial árbitro y Marruecos e Israel como linieres en ambos lados. Como ustedes saben, todos estos integrantes del equipo arbitral son países pacíficos, tranquilos, imparciales,  que ignoran lo que es un tanque o una ametralladora. Lo cual es toda una garantía.

Yo creo que este panorama, que puede ser posible, no tiene que ser dramático por necesidad. Uno sigue en su optimismo visceral, pero algo raro me ocurre ya que últimamente estoy escuchando más de lo normal el Imagine de John Lennon en todas las versiones que tengo.

Que son muchas, muy buenas y espero que suficientes.

Paco Fochs

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -