domingo, noviembre 27, 2022

Españoles por el mundo

Este es el título de un programa de televisión española que con diversas variantes también realizan distintas televisiones autonómicas y dada la cantidad de televisiones locales, pueden llegar al infinito.

El éxito de este tipo de programas se basa en el interés humano, la posibilidad de ampliar horizontes y el deseo de viajar de los responsables de los mismos. Me encantan, ya que partir de ellos he podido realizar un estudio de mercado y extraer unas conclusiones que resultan sorprendentes pero siempre positivas.

Según el estudio realizado, una mayoría de españoles que viven por el mundo están felices y solo piensan volver en vacaciones. Lo cual da qué pensar sobre el paraíso en el cual hemos convertido a nuestro país. Además cuando hablan de los sueldos que perciben y los precios de los alquileres lo entiendes todo mucho mejor.

En el aspecto negativo, nuestros españolitos en el extranjero notan a faltar a la familia (lo cual ocurriría también si vivieran en Valencia y su familia en Badajoz) y para estupefacción de todos se citan a las  “tapas” como factor de gran nostalgia. Es impresionante el porcentaje alcanzado por tan curiosa costumbre que lleva a nuestros compatriotas al desconsuelo. Ya saben: un pincho de tortilla, un mejillón, una morcilla, una anchoa, un pepinillo, unas aceitunas. Algo así. Todo eso que te sirven con una simple caña.  Creo que se refieren a ellas, pues las tapas de Ferrán Adrià o de algunos bares de Vitoria, también las añoro yo.

Todo ello tiene su importancia en un momento en el que Ángela Merkel ha lanzado una oferta pública de empleo para su país y que sin duda será aceptada por muchos de nuestros compatriotas, ya que por aquí las cosas andan muy mal en este aspecto.

Por ello, así como en el fútbol existe el derecho de formación que produce algunas obligaciones al contratante, creo que esta es la hora en la cual el gobierno haga valer nuestra condición de miembros de G-Veintitantos y exija que en los bares de la Germania exista un amplio surtido de Patatas Bravas y al Alioli, así como bolsas enormes de cortezas, jamón, boquerones y fritos variados. También una gran variedad de los productos ya citados anteriormente. Cerveza tienen y por cierto muy buena. Pero lo de la tapa es sagrado.

Esta es una negociación que se me antoja como imprescindible a la vista de los resultados del estudio y siempre con el deseo de conseguir una mayor calidad de vida a nuestros futuros e ilustrados emigrantes.

Considero que esta idea paliará en parte la nostalgia de nuestros españoles por el mundo e incluso, ya que exportarán, será positiva para algunos españoles por España.

Paco Fochs

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias