miércoles, diciembre 7, 2022

El acelerón

Las encuestas son constantes y devastadoras. El tiempo se echa encima de manera inexorable y las circunstancias, por sí solas, no son más favorables que hace un mes. Ante este panorama, y con el recuerdo de un fin de semana en el que el Partido Popular ha hecho gala de unidad y de fortaleza, el Gobierno ha optado por dar el acelerón, pisar fuerte y ganar tiempo al tiempo.

En esta clave, y probablemente en otras que a los legos en economía se nos escapan, habría que entender la sorpresiva rueda de prensa de Elena Salgado, vicepresidenta del Gobierno, para anunciar, sin previo aviso, la bancarización de las Cajas y la entrada del Estado en aquellas que no cumplan con los requisitos que garantice solvencia. El Ejecutivo entraría como accionista y en calidad de tal ejercería derechos políticos, como por ejemplo nombrar consejeros.

El paisaje en nuestro sistema financiero va a cambiar de manera notoria y la rueda de prensa de Elena Salgado levantó alguna alarma que, al menos en primera instancia, nadie se atrevió a verbalizar.

Además, y dentro del acelerón, la ministra de Cultura y la portavoz popular Soraya Sáenz de Santamaría agotaron el tiempo durante la tarde del lunes para llegar a un acuerdo en la denominada «ley Sinde». El viernes, el Gobierno aprueba el anteproyecto sobre pensiones y jubilación. En la mesa de negociación se trabaja a destajo y Gobierno y sindicatos se necesitan, de manera que aún en el límite, lo razonable es esperar que haya acuerdo.

Mientras, las Comunidades Autónomas no ven claro que ellas tengan que asumir la formación y el consiguiente pago de 356 euros para aquellos parados que van a dejar de percibir los 426 euros que venían recibiendo. Las autonomías se sienten ahogadas y el Gobierno también.

Esta semana recién estrenada promete ser fructífera. El Gobierno pisa el acelerador. Las circunstancias exigen medidas y rápidas, pero, además, el Ejecutivo ha interiorizado que o se pone al frente de la coyuntura y trata de conjurar el calendario, o corre el riesgo de que la inanición política le convierta en un zombi y eso ya sería demasiado.


Charo Zarzalejos

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias