viernes, diciembre 9, 2022

Programando 2011

Según nos comentan el año que comienza en este fin de semana va a ser  bastante chungo. No hagan caso: como siempre existirán tristezas y también alegrías. Les deseo que estas últimas ganen por goleada.

Un servidor es únicamente una simple molécula en ese concepto tan amplio como es la llamada “Sociedad Civil”. Pero pese a ello me atrevo a realizar una programación del año de acuerdo con mi experiencia vital en este país.

Así: Enero, entre resacas y rebajas pasará rápido. En Febrero los aires festivos del Carnaval aterrizarán en las Canarias y tocarán ya la península por la costa de Cádiz.

El Mediterráneo, celoso, se adueñará en Marzo con las Fallas valencianas e invadirá posteriormente la ciudad de Sevilla con su Semana Santa y su Feria de Abril. Este fenómeno festivo, ya completamente peninsular, culminará en Mayo en la propia Capital del Imperio con eso de San Isidro, que como saben: es el patrón de Madrid. Además, este año hay elecciones para alcaldes y presidentes de comunidad.

Junio es para los campeones de cualquier Deporte, Universidad y Hacienda: es un mes de exámenes para todos. Aunque finalmente pueden quemarse los malos rollos, si estos existen, en la noche de San Juan. Una vez ligeros de equipaje, en Julio, después de unas carreras por San Fermín para ponerse en forma, las playas nos esperarán en ese mismo mes y en Agosto.

En Septiembre y parte de Octubre se celebrarán lo que podíamos denominar la envidia de Occidente: habrá que homenajear la cantidad de vírgenes que se nos han aparecido en el transcurso de los siglos. Todo ello gracias a la estricta moral de nuestros antepasados. Nosotros no hemos hecho méritos. Desde la vírgenes de todos los pueblos a la de la Merced en Barcelona o la del Pilar en Zaragoza. Citada esta última por riguroso orden cronológico de la fiesta y alfabético por la ciudad.

De Diciembre poco hay que describir pues lo tienen muy reciente. Así que como consecuencia solo nos queda Noviembre.

Está clarísimo: en Noviembre deberán celebrarse las Elecciones Generales. Si Zapatero y Rajoy tienen a bien aguantar hasta esas fechas. Noviembre de esta forma aportará algo al sentido lúdico de nuestra patria al montar un evento de esta categoría.

Con ello, según mi planificación, damos tiempo a los partidos políticos a arreglar sus cosas y fundamentalmente un plazo razonable para que los compositores cambien los himnos y musiquillas representativas de los partidos políticos. La verdad es que llevan ya muchos años  con esas ramplonas tonadillas y servidor ya no puede soportar un acorde más de cualquiera de ellas.

Este va a ser 2011. No lo duden. Disfrútenlo y feliz año a todos. Sinceramente.

Paco Fochs

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias