viernes, diciembre 2, 2022

Aniversario en alarma

Si hace una semana nos dicen que íbamos a vivir lo que hemos vivido en estos últimos días no nos lo creemos. Hubiéramos pensado que era una pesadilla o una broma de política ficción. Pero no. Ha sido verdad y así por primera vez desde el inicio de la democracia, celebramos el aniversario de la Constitución ,nada menos que en estado de alarma. Lo nunca visto. Ni con el golpe del 23–F, ni con los atentados de Atocha… Nunca hasta ahora se había decretado el estado de alarma y lo que ello supone. Es una medida inédita pero absolutamente constitucional.
La clausura del espacio aéreo español por el plante de los controladores es, sin duda, un hecho gravísimo e inaceptable de todo punto de vista. Si tenían algo de razón, la han perdido haciendo valer su posición de servicio estratégico causando daños económicos y personales muy difíciles de evaluar pero, con toda seguridad, muy elevados.

Ante semejante reto, el Gobierno necesariamente debía tomar medidas, lanzar un mensaje claro de que así no se hacen las cosas. Alegan algunos que el Ejecutivo podría haber dejado para otro momento el decreto aprobado el pasado viernes y que regula el computo de horas laborales pero otros pensamos que por la misma razón, los controladores podrían haber dejado su protesta para otras fechas, modularla para hacer oir su voz sin poner en jaque al país, sin echarse a la opinión pública encima. A día de hoy, los controladores están militarizados. Ahora se trata de ver cuando se dan las circunstancias para que el estado de alarma se levante y aquí es donde el Gobierno tendrá que gestionar con extremado acierto la situación creada.

El jueves comparece en el Congreso el Presidente del Gobierno y quizás nos ofrezca claves que, con seguridad, aún desconocemos. Sera interesante saber a qué ritmo la militarización va a ser efectiva; es decir hasta que punto serán militares los que sustituyan a los controladores que puedan resultar expedientados y, sobre todo, cual es la acción global del Gobierno para que cuando se levante el estado de alarma, la alarma en si misma haya desaparecido. Si nos cuentan que íbamos a celebrar el 32 aniversario de la Constitución en estado de alarma, insisto, no nos lo hubiéramos creído.

Charo Zarzalejos

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias