viernes, diciembre 9, 2022

El PSOE se pone riguroso

El debate político en España es más o menos así. Primero, el escenario. Rajoy, entre ingenuo y bienintencionado, concede una entrevista a El País que dura más que un día, es decir, le entrevistan un día y el resto van apareciendo los contradictores. Sobre el contenido, le preguntan sobre las reformas de Cameron y el recorte de 500.000 funcionarios (que, por otra parte, no son exactamente todos funcionarios) y el líder del PP dice que él no hará lo mismo aunque lo apoya en las circunstancias concretas del Reino Unido. El resto de días se le critica por lo que no ha dicho, es decir, porque va a reducir los funcionarios en al menos 500.000.

Sin terminar con tan riguroso debate, aparecen por aquí y por allá los que, por fin, subrayan la duplicidad o más en las competencias que desempeñan las distintas administraciones y, en concreto, sobre el absurdo de parte del funcionamiento de los ayuntamientos, que hacen y gastan en lo que no les es propio y, además, no disponen de una ley adecuada para la financiación municipal. Estamos en ello, parece decir el Gobierno (que en cuanto a explicaciones, como se sabe, está en todo), pero el secretario de Estado Zarrías termina aclarando que lo que van a hacer es destinar 1.500 millones a las entidades locales para compensar otras transferencias arbitrarias del pasado. Muy profundo, como se ve, tan pegado a los problemas reales como endosarle al PP un programa de expulsión de 500.000 funcionarios.

Y luego la portavoz socialista en el Senado, para elevar el nivel de la discusión, habla del ultraliberalismo casposo del PP, como si el programa del Gobierno desde mayo no fuese un remedo del ultraliberalismo más desordenado y devaluado posible. Se arreglaría todo esto con unas cuentas lecturas pero están muy ocupados con el tipo de debate al que nos tienen acostumbrados.

Germán Yanke

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias