martes, febrero 7, 2023

¿Hay salidas al final del túnel?

No te pierdas...

Es probable que Rodríguez Zapatero llegara a pensar que conseguiría el fin negociado de ETA, de la misma manera que se empecina en creer que su «Alianza de Civilizaciones» podría devolver ya que no el fundamentalismo islámico, al menos el Islamismo, a una convivencia pacífica con el mundo libre. Sucede que mientras subsista el régimen militarista y expansionista de Irán, con sus fanáticos ayatollahs incompatibles con cualquier modelo de Civilización, todo eso no conduce a nada, salvo agravar el dolor de las víctimas y debilitar la lucha defensiva de la civilización frente a los nuevos bárbaros. Sorprende que esto no lo entienda el actual inquilino de La Moncloa, presidente del Gobierno de España probablemente en parte porque los colaboradores de Aznar no supieron reaccionar a la barbarie salvaje de los terroristas y extraviaron el buen juicio en aquella mañana terrible de marzo de 2004, como si tuviera algún valor político diferencial el que la mano asesina fuera etarra o islámica.

Como dice la sabiduría popular que los extremos se tocan, flaco favor ha hecho ahora el eurodiputado Jaime Mayor Oreja a su partido y a cuantos españoles quieren que las próximas elecciones generales despidan al que algunos tienen -por sus raras conexiones internacionales, con Hugo Chávez de paradigma, y por su dramática incapacidad frente a la crisis económica- como el peor Gobierno de la historia de nuestra democracia, al afirmar -sin datos fehacientes- que hay diálogo, o por lo menos convergencia de algunos intereses, entre Rodríguez Zapatero y la organización terrorista ETA. Seguramente son millones los españoles deseosos de cambiar de presidente de Gobierno, pero no creo que haya muchos dispuestos a seguir a Mayor Oreja en la sospecha de una connivencia, y mucho menos de negociaciones secretas, entre Rodríguez Zapatero y ETA.

Si frente a la larga pesadilla del terrorismo etarra caben algunas esperanzas de que se esté llegando al final, no parece que pueda decirse lo mismo de la crisis económica y desde luego todo apunta, en este ámbito, a que el Gobierno de Rodríguez Zapatero se mueve sin rumbo, estrategia ni sentido. Lo advierten incluso los socialistas más expertos en el ámbito de la economía, como este jueves lo hizo uno de los que tienen más autoridad en la materia, el antiguo ministro Carlos Solchaga, en el selecto marco del Observatorio del Notariado para la Sociedad de la Información, en la primera jornada sobre la Economía Sostenible, de la que ofrecimos cumplida información a nuestros lectores. Solchaga reclamó al Gobierno que impulse el FROB y advirtió que la recuperación de la economía española será muy lenta, afirmando además que la llamada Ley de Economía Sostenible «es un cajón de sastre sin unidad interna alguna». Nada menos, añadió, que «un cúmulo de buenas intenciones pero sin ningún hilo argumental sólido».

Para Solchaga, es fundamental que el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 contenga medidas reductoras porque, de lo contrario, la credibilidad de los títulos españoles y del propio Gobierno entraría en grave crisis. Y sobre las últimas declaraciones efectuadas por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Solchaga señaló que ya es momento de actuar sobre aquellas cajas de ahorro que deben ser intervenidas para resolver el problema de insolvencia de algunas entidades financieras: «Me ha gustado oír al gobernador del Banco de España denunciando los obstáculos que desde las comunidades autónomas o desde determinadas cajas están poniendo a determinados procesos de fusión. Que no los denuncie sólo, que proponga claramente cuáles son las cajas que pueden ser objeto de intervención. Que se lo diga a quien se lo tenga que decir para que espabile un poco».

Que se puedan poner en marcha iniciativas como la hecha pública recientemente de adjudicar a través del ICO créditos de hasta 200.000 euros con cobertura total de riesgo, le parece «una mala idea, que no debería ejecutarse porque lo único que vamos a generar es un registro de impagados».

El caso es que el Banco de España y el FROB han aprobado ya tres de los procesos de fusión de Cajas en marcha. En Castilla y León, Caja Duero y Caja España recibirán 525 millones de euros. En Catalunya, Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona recibirán 1.250 millones de euros. Si Caixa Sabadell, Caixa Tarrasa y Caixa Manlleu reciben 380 millones de euros, nada menos que 2.155 millones de euros habrán salido de los Presupuestos Generales del Estado, algo así como la cuarta parte de la dotación inicial del FROB. Se ha tardado, todo hay que decirlo, porque el FROB se aprobó hace nada menos que nueve meses y es ahora cuando se producen sus primeras operaciones. La situación de algunas cajas es delicada. Según datos conocidos, 20 de las 45 entidades de ahorro dieron pérdidas en el cuarto trimestre del año pasado. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en la mayoría de los casos no se trata de pérdidas operativas, sino que los números rojos tienen que ver con el deterioro del valor de sus activos, principalmente inmobiliarios.

Carlos E. Rodríguez

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -