lunes, febrero 6, 2023

Fraude en Zurbano

No te pierdas...

Hay que reconocerle al Gobierno, junto al exceso de escenario para la representación teatral de estos días, una cierta habilidad estratégica. Por ahí andan muchos, gracias a ella, hablando de quiénes quieren pactos y quiénes no, preguntándose si será posible el acuerdo con los nacionalistas, elucubrando si el PP asistirá a todas las convocatorias o establecerá una línea roja y, más allá de ella, dejará la silla (o las sillas) vacía.

Dejando todo eso a un lado (el escenario y la parafernalia del Palacio Zurbano como si fuese la más importante cumbre internacional y la habilidad para el disimulo), la reunión del jueves entre los representantes del Gobierno y los de los grupos parlamentarios resulta un fraude. Un guión -abierto para su discusión, dicen- tan inconcreto, tan alejado de algunas cuestiones fundamentales, tan provisional, que termina siendo una broma de mal gusto. Un procedimiento pasmoso, presentándolo como un encuentro que ya sería un éxito del Gobierno, como si los participantes no se vieran todos los días, salvo durante las larguísimas vacaciones parlamentarias, en el Congreso para hablar, si es el caso, de los mismos asuntos.

A la espera de un nuevo documento, más extenso, prometido para el próximo lunes, el guión actual propone pactar asuntos que ya se han pactado y, en lo demás, hace un catálogo de problemas y no de soluciones para ser negociadas. Ni la política fiscal, ni los principios concretos de una reforma laboral ni la reforma de las pensiones, que ya resultó un fiasco en la reunión del Pacto de Toledo, están, al parecer, en la agenda de los encuentros para el Gran Acuerdo que, en el fondo, nadie quiere pero que todos demandan. Colocar ahí el foco es un éxito gubernamental, pero sólo eso. Si querían colocar al PP en el lugar de los ausentes que no dialogan, ha salido mal. Si deseaban escuchar y amplificar las propuestas distintas de unos y otros para disimular con el ruido la incapacidad para tomar decisiones de gobierno, tendrían que haber preparado mejor las cosas y no dar, como el papel y los temas, tal sensación de desnudez. Si intentaban enfrentarse eficazmente a la crisis económica es, sencillamente, un fraude.

Germán Yanke

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -