jueves, diciembre 8, 2022

Contra las mafias

Parece evidente que España debe replantearse la lucha contra la Mafia (o las mafias), una modalidad de crimen organizado que se ha extendido por el mundo con un tremendo saldo de muertes, extorsiones, amenazas y delitos de variado tipo. Quizá, para ello, tenemos que ser conscientes del carácter bárbaro de sus actuaciones y del peligro global que suponen, siempre amparados en el anonimato, en una ambigua clandestinidad (aparecen en público los jefes dando la impresión, o queriendo darla, de que no hacen nada delictivo ni tienen nada, ni un pequeño negocio a su nombre), en apoyos corruptos e ineficacias policiales. Y que, en España, han encontrado un refugio que debe terminar. El escritor Roberto Saviano ha denunciado reiteradamente la presencia en nuestro país de mafiosos italianos. En muchos lugares de la costa mediterránea surgen una y otra vez actividades de los de otros países. Ayer, el porcentaje de detenciones en España de la operación internacional contra la Mafia rusa (24 de 69) es más que significativo.

Debemos replantearnos esta batalla legal, policial y judicial porque algunas de las más llamativas operaciones contra las mafias han resultado, con algunos éxitos parciales, un fracaso. Porque muchos tribunales parecen ajenos al carácter de organizaciones criminales organizadas que las mafias constituyen y va dando la impresión de que se pierde el empeño demostrado por los fiscales en sus investigaciones. Porque aparecen en la prensa como el Guadiana noticias acerca de las dificultades para dar curso a extradiciones solicitadas. Porque el caso del mafioso Kalashov, al que algunos de los ayer detenidos se referían en sus conversaciones, es paradigmáticamente escandaloso: no puede entenderse que haya sido puesto en libertad (provisional y con fianza, lo que resulta una broma siendo quien es) porque la Audiencia Nacional no ha dictado aún sentencia después de meses de finalizar la vista oral. No es el único que espera sentencia ya demasiado tiempo.

La paradoja es que, constatando que tenemos un grave problema con las mafias, las mafias no parecen tenerlo tan importante en nuestro país. Ojalá la operación de ayer, y las que es de esperar que sigan, modifique el rumbo.

Germán Yanke

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias