jueves, diciembre 1, 2022

El reino de la calderilla

En España tendemos a prescindir de muchos de nuestros más grandes creadores. Actualmente, es muy difícil hacerse con varias obras de, por ejemplo, Max Aub, Salvador de Madariaga o Emilio Carrere. Nuestro siglo XX en literatura -y en otros terrenos artísticos- consiguió ser lo que no fue históricamente: luminoso, genial, apetecible, sabroso, reconfortante, atractivo, espléndido.

Pocos autores de nuestra letras pueden presumir de tener una prosa tan fresca, trabajada, original, personal, única, como Emilio Carrere, uno de los grandes escritores españoles de todos los tiempos. Leer un solo párrafo suyo sirve para aprender mil cosas sobre nuestro idioma y echar por tierra casi todas las teorías estructuralistas y lingüísticas que imperan en nuestros días, que tanto afectan y empobrecen el castellano, español allende nuestras fronteras, las de España.

seguramente sea la gran obra maestra de Carrere. Construida a partir de numerosas obritas y artículos, es una novela informe donde se nos cuentan muchas anécdotas y vivencias de varios personajes que, más o menos, tuvieron su traslación real en el mundo de la bohemia madrileña de principios del XX. Carrere camina siempre entre el homenaje póstumo y la crítica ácida y amarga de aquel mundo que mezclaba a grandes soñadores con canallas descomunales. Aunque el libro tiene mucho humor, como todo Carrere, rezuma cierta nostalgia y cierto asco por unos ambientes que el autor vivió y terminó rechazando.

Más que cualquier otro libro, El reino de la calderilla es el mejor retrato de aquellos lóbregos y viciosos rincones. Aparte de un magnífico prosista, capaz de elevar el idioma a terrenos inexplorados con un dominio sublime, insuperable por único, Carrere se muestra como un implacable y fidedigno cronista que, más allá del esperpento valleinclaniano, nos muestra la realidad tal cual es, aunque a veces aparente ser grotesca en demasía. Pero, no lo olvidemos, la bohemia real tenía poco de romántica.

Emilio Carrere actualmente no se estudia ni en colegios ni universidades. Pero en su época fue de los autores más celebrados y leídos. Su lectura no es siempre fácil, porque juega ‘al idioma’ y su barroquismo humorístico es a menudo difícil de entender. Aun así, su lectura es siempre puro deleite. Este autor ignorado por las masas es un maestro del castellano, un icono de otra manera de escribir, un genio cuya obra maestra es El reino de la calderilla que, cosas de la vida, Valdemar nos ofrece a precio de saldo.

El reino de la calderilla.

Emilio Carrere.

Editorial: Valdemar, 2006. 304pp.8,00 euros http://www.valdemar.com/product_info.php?cPath=3&products_id=513

Daniel Martín

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias