lunes, diciembre 5, 2022

Ejemplos a seguir

La comisión económica del Senado y la cantante griega Nana Moskouri tienen muy poco en común, pero las dos acaban de protagonizar hechos edificantes. La primera se ha atrevido a llegar a un acuerdo. Sólo eso ya es noticia. Si, además, pacta un largo documento de medidas económicas concretas para que salgamos del hoyo, sus señorías pasan a la categoría de ejemplo a seguir. Con el Senado se hacen muchos chistes, como el de que todos los senadores son ateos porque no conciben una vida mejor de la que tienen. Pero también trabajan. Sin tanto espectáculo ni atención de la prensa como en el Congreso, pero trabajan. El documento lo explican mañana, aunque las reuniones de la ponencia para reactivar la economía y el empleo ¡van a seguir!

Han avanzado que son 17 folios de acuerdo que resumen las posturas y aconsejan remedios para poner en práctica. Si está firmado por partidos, líderes sindicales, organizaciones patronales, banqueros, constructores y gente de la automoción, no puede ser tan malo. Personalmente, eso me infunde más optimismo en el futuro que campañas de buen rollo como la de «esto lo arreglamos entre todos». Ya. En realidad, el mensaje se entiende al revés porque suena un poco a lo de «hágalo usted mismo» y una no sabe cómo se concreta eso. Mejor que el Senado haga política. Es más útil para lograr que volvamos a tener ganas de que el dinero circule bien, que es de lo que se trata.

Que Moskouri renuncie a su pensión como ex parlamentaria hasta que su país se recupere no va a levantar la economía griega, pero también es edificante. Dice que es «por amor a la patria» y predica dando trigo. Es una muestra de recorte de gasto que no todos pueden hacer, pero es su forma de pedir que cada uno contribuya como crea conveniente. El noviazgo entre el lehendakari Patxi López y Antonio Basagoiti también es ejemplar y están de aniversario. Basagoiti, que es de los que siempre hablan claro y gasta sentido del humor, ha bromeado con la relación y coloca al presidente del Gobierno en el papel de su suegra. Tienen mucho mérito porque sus jefes de Madrid no confiaban en la alianza por intereses varios y ellos se salieron con la suya. Los dos saben lo que es partirse la cara en Madrid para defender lo que creen mejor para Euskadi.

Luz Sanchis

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias