miércoles, diciembre 7, 2022

Google Buzz, o como meterle mano a Facebook

Lo que se inició como un buscador de páginas web, sencillo y minimalista, va camino de convertirse en el nuevo Gran Hermano mundial, alabado y odiado como en su día lo fue -y lo es- Bill Gates y su gigante Microsoft. En este caso, las paranoias orwellianas están más que justificadas, ya que si antes muchos pensaban desde su cuarto con pósters de Europe que Gates les vigilaba a través de la ventana del omnipresente Windows, hoy día nuestros más bajos instintos siempre terminan en una búsqueda, cuya tendencia mide con fiabilidad sueca Google desde la floreciente California. Llegará el día en el que los ingenieros del buscador sepan más sobre nosotros que nosotros mismos, si es que no ha llegado ya.

La última invención de Google, además de su teléfono movil «Nexus One» recientemente presentado, se llama Google Buzz. No contentos con incordiar a las operadoras, defendidas por boca de César Alierta y su aviso a navegantes sobre los costes que genera tener la red en marcha, ahora van a tratar de convertir su potente herramienta de correo electrónico, Gmail, en algo más parecido a una red social. Estarán contentos en Facebook. Google no quiere quedarse atrás, y cada vez que esto pasa siempre termina por delante.

Con la nueva funcionalidad uno podrá actualizar su estado con mensajes del tipo «¿Qué estás haciendo?», muy usados para airear reuniones y exceso de trabajo a todo el que quiera saber de tu vida diaria. Será más sencillo compartir enlaces o contenido de otras páginas como Youtube (también de Google), Picasa (misma operación), Twitter, Facebook… y también desde nuestro móvil, todo por el mismo precio, esto es: nada.

Pero no se crean que en Google no meten la pata, como todo hijo de vecino. También la marca de moda tiene patinazos, o eso parecen. Puede que como simples mortales y poco dados a lo nuevo todavía no hayamos entendido todo lo bueno que tiene Google Wave, pero, tras pelearme con el mundo por conseguir una invitación para probarlo, no consigo darle una utilidad digna de su nombre ni entrar con regularidad para ver si alguien pretende comunicarse a través de la herramienta. Ya digo que puede ser culpa del que suscribe, y que Wave sea la próxima generación en la comunicación por la red, pero me van a permitir que siga sin verlo. El invento sigue en algo parecido a un modo de pruebas, y no da señales de mejora.

Google no quiere repartir su pastel, aunque, tras las palabras del presidente de Telefónica en Bilbao, puede que tengan que comenzar a pensar en pasar por caja. Google es grande, pero las operadoras son mal enemigo.

Ion Antolín Llorente

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias