viernes, diciembre 9, 2022

Censo: 46,2 millones de residentes

Como es habitual y preceptivo el Gobierno aprobó el decreto que oficializa los datos del padrón anual al 1 de enero del año que concluye, del 2008. Los registros municipales que integra luego el INE registró al comenzar el año 46,15 millones de personas residentes en España, con aumento respecto al año anterior, al 2006, de 957.000 personas. Es el mayor incremento de la historia, superior incluso al del año 2004 (910.000) y casi el doble del reconocido el año anterior 2006.

Lo que viene ocurriendo en la demografía española en lo que va de siglo es prodigioso y no fue advertido ni pronosticado por nadie. Han sido casi 5,7 millones de personas que se han incorporado como residentes registrados en el padrón municipal en el corto período de ocho años.

Los pronósticos demográficos de finales del pasado siglo apuntaban un estancamiento en torno a 40 millones de residentes en España con tendencia a la baja y a un envejecimiento generalizado de la población como consecuencia de la caída de la natalidad y el alargamiento de la vida.

La llegada de emigrantes ha cambiado radicalmente las expectativas y ha aumentado el número de residentes y recortado la edad media. Un fenómeno sin precedentes que modifica todas las expectativas y que obliga a modificar las referencias. Crecer más de un 2% en un solo año es algo que raramente ocurre en países desarrollados.

Tan espectacular crecimiento se ha concentrado en las islas (100.000 residentes más en Canarias y Baleares) y en la costa Mediterránea (375.000 más en Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía) y 190.000 más en Madrid que es la comunidad con mayor crecimiento absoluto, 35.000 por encima de los nuevos residentes en Cataluña.

Comparado con el mapa de hace diez años el cambio se materializa con 6,3 millones más de residentes que se han repartido entre la costa Mediterránea y Madrid. El efecto de esta última comunidad sobre su entorno es notable, especialmente en Castilla-La mancha que crece 300.000 residentes. Destaca también el crecimiento de Navarra y Rioja (15%) en contraste con el estancamiento del país Vasco y de Castilla-León.

La demografía merece más atención ya que pone de relieve otros fenómenos sociales que son imprescindibles para entender lo que pasa.

Fernando González Urbaneja

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias