domingo, diciembre 4, 2022

Caras inversiones en mercado invernal

El Real Madrid no hizo los deberes a su debido tiempo y ahora, en la campaña invernal, se ha gastado más de cuarenta millones de euros en un delantero, el holandés Huntelaar, y un medio defensivo, el francés que estaba en Inglaterra, el segundo Diarrá.

El club madrileño, además, ha recuperado a Parejo, a quien tenía cedido y por el que ha tenido que pagar la vuelta. Es, de los tres, el único a quien se le suponen valores artísticos. El delantero es hombre de área y el centrocampista es jugador de quien se dice, para justificar su contratación, que es un Makelele más joven.

Diarrá II estaba en el modesto club inglés de Portsmouth, ciudad más conocida por poseer anclada en su puerto la nave museo del almirante Nelson que por su historia futbolística. El club no es de los grandes y sus futbolistas, consecuentemente, no pertenecen a la élite del país.

El fichaje de Huntelaar puede justificarse por la lesión de Van Nistelrooy, para quien ha terminado la temporada. El mismo argumento puede utilizarse para Diarrá porque viene a cubrir idéntico problema.

La recuperación de Parejo, el mejor jugador de la cantera, según Di Stéfano, es operación forzada por el error cometido al no haber confiado en él y haber permitido su viaje a las islas británicas.

En descargo de los dirigentes del club puede decirse que la inversión de este invierno viene forzadas por las lesiones y, además, económicamente, pese al fuerte montante, no es grave perjuicio si se considera que con la venta de Robinho y Baptista hubo ingresos muy importantes.

Lo lamentable está en el hecho de que, ante la necesidad apremiante, el Madrid ha tenido que pagar las ganas. Mucho más de lo que ambos jugadores valen en el mercado veraniego.

Julián García Candau

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias