sábado, diciembre 10, 2022

Desde Europa, expectativas limitadas

El presidente Sarkozy desgrana las últimas horas de su semestre europeo con un balance agridulce, mucho movimiento pero poca cosecha. Al francés se le ha visto en todos los saraos, no ha perdido una oportunidad de decir, anunciar… pero con resultados modesto. La UE no registra ni un milímetro de avance institucional y las novedades del semestre giran en torno a una crisis económica aguda y a la que no se ve salida, por ahora.

El semestre francés era para recomponer los tratados, para ofrecer salidas y cauces a los irlandeses y para adelantar en el andamiaje institucional; en resumen, para hacer más Europa. El resultado es irrelevante. Sarkozy no ha parado un segundo, ha intentado refundar el capitalismo y tomar el control de la situación, pero ni lo uno ni lo otro, todo requiere más tiempo, más arte.

La cumbre de estos dos días, que pondrá punto final, de hecho, al semestre Sarkozy, ratificará la estrategia anticrisis de la UE, pero sus consecuencias serán modestas, cualquier anuncio o discurso del presidente electo de Estados Unidos (simples palabras) tienen más impacto en los mercados. Achacar a Sarkozy el actual déficit europeo no sería justo, no es su culpa; ha hecho lo que ha podido, poco, para avanzar y apenas se ha movido del sitio, entre otras razones porque los demás no quieren moverse.

Si era difícil movilizar la Europa a 6, y a 9 y a 12 y a 15, la Europa a 27 es casi imposible, especialmente con los actuales tratados, que siguen encallados y sobre los que el presidente francés ha hecho muy poco avance, salvo sorpresa de última hora. La integración europea es compleja y discontinua, los actuales líderes no parecen los más capaces para capitanear ese proceso, ninguno de los importantes está dispuesto a ceder o compartir facultades y los menores no cuentan.

Con respecto a la crisis económica actual hay pocas novedades, proyectos y programas sobre el papel, pero pocas realidades tangibles, y no es probable que del Consejo Europeo salgan sorpresas, ni siquiera ocurrencias.

Fernando González Urbaneja

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias