viernes, julio 19, 2024
- Publicidad -

El FBI frustra un atentado masivo en un concierto de Bad Bunny en Atlanta

Prieto eligió el concierto de Bad Bunny, creyendo que allí se concentraría un gran número de personas negras

No te pierdas...

El FBI ha evitado una masacre en Atlanta contra afroamericanos, gracias a la intervención de un informante que alertó sobre los planes de un hombre que pretendía perpetrar un tiroteo durante un concierto de Bad Bunny, con la intención de iniciar una «guerra racial» en vísperas de las elecciones presidenciales.

Israel rescata a cuatro rehenes en una audaz operación en Gaza

Mark Adams Prieto, un hombre de 58 años, había elaborado un plan para asesinar a la mayor cantidad posible de personas negras utilizando un rifle semiautomático. El FBI fue alertado por un informante que había sido reclutado por el propio Prieto para llevar a cabo el ataque. «Prieto cree que la ley marcial se implementará poco después de las elecciones de 2024 y que antes debería ocurrir un tiroteo masivo», declaró la fuente al FBI en Phoenix. «Estaba listo para matar a un grupo de personas. La razón por la que digo Atlanta. ¿Por qué? ¿Por qué Georgia es ahora un estado tan mejorado? Cuando era niño, ese era uno de los estados más conservadores del país. ¿Por qué no es así ahora?», continuó.

Image 3

Prieto justificó su objetivo señalando que, a medida que el crimen empeoraba en ciudades como Los Ángeles y St. Louis, muchos afroamericanos se trasladaron a Atlanta, lo que, según él, había degradado el estado. «Por eso ya no es tan bueno. Y han estado allí durante un par de años», afirmó Prieto.

La elección del concierto de Bad Bunny como objetivo se debía a la creencia de Prieto de que allí se concentraría un gran número de personas negras. Su plan era infiltrarse entre la multitud vestido con una capucha y una sudadera, para pasar desapercibido.

«Vamos a contraatacar ahora, y cada blanquito será el enemigo en todo el país», habría dicho Prieto al informante, quien transmitió estas palabras al FBI. Prieto ha sido acusado de posesión de un arma de fuego no registrada, tráfico de armas de fuego y transferencia de un arma de fuego para su uso en un delito de odio. Si es declarado culpable, podría enfrentar hasta 40 años de prisión.

Esta intervención del FBI ha sido crucial para evitar una tragedia y resalta la importancia de la colaboración ciudadana en la lucha contra el odio y la violencia.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -