lunes, diciembre 5, 2022

Clamor en Galapagar contra Educación por no eliminar el amianto de un colegio

Falta menos de un mes para el comienzo del curso escolar y la salud de cientos de niños en Galapagar sigue en peligro. En Abril, la Comunidad de Madrid prometió a los padres de los alumnos del colegio San Gregorio eliminar cualquier vestigio de amianto antes del retorno a las aulas. Pero el tiempo ha pasado y el compromiso adquirido con los galpagueños está lejos de cumplirse. Ante esta situación, los progenitores de los escolares afectados por esta situación se han movilizado en las redes sociales y han recordado a la Consejería de Educación su promesa realizada en abril y adelantada en exclusiva por Estrella Digital. 

Las primeras voces críticas comenzaron el pasado 9 de agosto con un tuit de Celia Martell, concejala de Galapagar en Común IU, que culpaba al gobierno de Cifuentes y al Partido Popular de la localidad de no cumplir con lo pactado.

El mensaje fue respondido inmediatamente por la cuenta de Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid. «Buenos días, hemos vuelto a enviar tu consulta a la Consejería en cuanto nos envíen respuesta contactamos contigo», afirmaron. Con tan sólo un día de diferencia, la Comunidad volvió a escribir a la edil y le comunicó que el contrato para realizar la obras ya había sido adjudicado y que las estas comenzarían de forma inminente.

La realidad es que el nuevo curso escolar comienza el 8 de septiembre y el tejado infectado de fibras de amianto del colegio San Gregorio amenaza la salud de cientos de niños, algunos de ellos de tan sólo tres años de edad. En un principio, el material sólo es tóxico si se encuentra flotando en el aire. Es decir, pulverizado. La continua exposición a él puede crear graves problemas de salud a largo plazo. Entre las enfermedades más comunes que se relacionan con el amianto destaca el cáncer de pulmón.

La uralita de sus instalaciones se encuentra en un tejado y se presenta de una manera sólida. Pero los años no pasan en balde para nada ni nadie. El paso del tiempo y el temporal han hecho mella en una cubierta que se encuentra cada vez más deteriorada, de ahí los posibles riesgos.

Amianto

De todas formas, aunque la Comunidad de Madrid cumpliera de una vez por todas con su palabra y comenzará las obras de inmediato sería muy complicado que esta estuviera terminada para el próximo 8 de septiembre. La retirada de amianto de cualquier instalación es un proceso que requiere de unas medidas de seguridad extremas y sería arriesgado intentar eliminar este material con menos de un mes de plazo.

De hecho, la localidad madrileña ya vivió una situación parecida en febrero del año 2015. En aquel momento, el Ayuntamiento decidió acometer la obras necesarias para suprimir las placas de amianto de la cubierta de su mercado municipal y necesitó para ello más de dos meses. Es decir, los niños deberían de comenzar su curso escolar en otro centro educativo si la obra dura el mismo tiempo que la del mercado. 

Martell parece decidida a no conceder ni un sólo minuto más de prórroga a la Comunidad de Madrid y ha puesto en marcha toda una maquinaria mediática a través de Twitter para ejercer presión al gobierno de Cristina Cifuentes. Por este motivo, la concejala ha vuelto a la carga en la red del 'pajarito azul' y ha publicado un artículo que narra la historia de un trabajador de Renfe que ha fallecido recientemente afectado de una infección pulmonar producida por una exposición prolongada al amianto. La foto de la pieza periodística viene acompañado que hace alusión a la Comunidad de Madrid.

Celia

El tiempo corre y a la Consejería de Educación cada vez le queda menos tiempo para cumplir una promesa que acabaría con una problemática que debería de haber cesado en 2013 cuando el amianto fue prohibido en todas las instalaciones del territorio nacional.

 

Carlos Lospitao

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias