martes, noviembre 29, 2022

El submarino S-81 hará su primera navegación en superficie a finales de mayo

El nuevo submarino S-81 Isaac Peral realizará durante el segundo trimestre del año diversas pruebas de flotabilidad y seguridad que culminarán con su primera navegación en superficie a finales del próximo mayo, ha anunciado en Cartagena este lunes la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El calendario diseñado por Navantia sitúa la primera inmersión estática del submarino a finales de año y su primera navegación sumergido antes de su entrega a la Armada, prevista para abril de 2023.

La ministra ha conocido el estado del programa de submarinos S-80, en particular los avances de las pruebas del Isaac Peral, el Centro de Buceo de la Armada (CBA) y el buque de salvamento y rescate (BSR) Neptuno.

En los astilleros ha recibido detalles del S-80, compuesto por cuatro submarinos de tecnología punta y los tres restantes, con nombres de pioneros de la navegación bajo el agua (S-82 Narciso Monturiol, S-83 Cosme García y S-84 Mateo García de los Reyes) se irán entregando a la Armada entre 2024 y 2028.

Los dos últimos llevarán ya el sistema de propulsión anaerobia, que le permitirá generar energía eléctrica y navegar durante semanas sin salir a la superficie, lo que proporciona unas capacidades tácticas y de discreción no existentes en la actualidad.

El presidente de Navantia, Ricardo Domínguez, ha transmitido a la ministra tranquilidad: «Todo se está desarrollando como debe ser, vamos por el buen camino (…) Hay que andar con paso firme para navegar de una forma segura”.

Robles ha destacado que este programa “es muy importante para la Armada, para Cartagena y para España” y ha señalado que con el S-80 España entra en el grupo de diez países con capacidad para construir submarinos convencionales no nucleares gracias a la “eficacia y profesionalidad de Navantia”.

Ha puesto también en valor el trabajo de casi 500 empresas que están trabajando en la construcción del submarino, “una creación de puestos de trabajo esencial”.

Acompañada por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro; el jefe del Estado Mayor de la Armada, el almirante general Antonio Martorell; el director general de Armamento y Material, el almirante Aniceto Rosique, y el almirante de Acción Marítima, Juan Luis Sobrino, entre otros, se ha trasladado a la Estación Naval de La Algameca para ver las capacidades actuales de salvamento y rescate en el CBA y en el BSR Neptuno.

El CBA dispone del complejo hiperbárico más grande de España, con dos cámaras desplegables, de las que Robles ha destacado que «no solo es importante para las personas que hacen submarinismo, sino también para quienes tienen problemas de cicatrización”.

El comandante director del centro, el capitán de navío Eduardo Matres, le ha explicado las características del Neptuno, desde donde la ministra ha asistido a una inmersión de buzos en una jaula y a una demostración del vehículo submarino operado remotamente desde la cabina de control.

Este robot, modular y portátil, puede realizar a una profundidad de mil metros cualquier trabajo subacuático, como la entrega de material de soporte vital que haga falta a la dotación de un sumergible, ha explicado a la ministra uno de los buzos desde la maqueta de ventilación y reflotamiento de la clase S-80.

El Neptuno es el principal medio de la Armada para operaciones de salvamento y rescate de submarinos, aunque se encuentra en su última fase de vida operativa, por lo que será sustituido por un buque de acción marítima de intervención subacuática, construido por Navantia en el astillero de Puerto Real (Cádiz). 

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Últimas Noticias