viernes, diciembre 2, 2022

Investigan a técnicos de la Generalitat por no valorar riesgos de Ditecsa

Un juez investiga a seis responsables de la Dirección General de Calidad Ambiental de la Generalitat acusados por la Fiscalía de un delito contra el medio ambiente por avalar que la empresa Ditecsa, que en 2019 causó un grave vertido contaminante en el río Besòs, aumentara su producción sin valorar los riesgos.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el juzgado de instrucción número 21 de Barcelona ha abierto diligencias a raíz de una querella de la Fiscalía de Medio Ambiente, en una causa que discurre paralela a la investigación de un juez de Granollers a tres directivos de Ditecsa por el vertido al Besòs en diciembre 2019, tras un incendio en su fábrica de Montornès del Vallès (Barcelona).

En la querella, a la que ha tenido acceso Efe, la Fiscalía señala que los seis responsables y técnicos de la Dirección General de Calidad Ambiental de la Generalitat avalaron en 2014, 2017 y 2018 las propuestas que planteó la empresa Ditecsa para aumentar «de forma muy significativa» su producción de disolventes, lo que implicaba un mayor consumo de agua y de energía y el incremento de las emisiones atmosféricas, sin valorar si podía rebasar el límite legal.

Para la Fiscalía, los seis querellados promovieron la aprobación de las propuestas de Ditecsa «sin valorar en ningún caso» los datos sobre el aumento del consumo de agua, energía y emisiones, lo que habría impedido su autorización mediante el trámite utilizado, como «Cambio No Substancial», debido al riesgo ambiental de la actividad examinada, ya que la empresa gestionaba residuos peligrosos.

En su querella, el ministerio pública subraya que Ditecsa solicitó los cambios «de manera interesada» como un simple «Cambio No Substancial», aunque sabían que tenían que seguir los trámites más complejos del «Cambio Substancial», que comporta valorar ambientalmente el proyecto y adoptar las medidas correctoras necesarias para evitar los riesgos para la salud humana y el medio ambiente que podían implicar.

Según la Fiscalía, una «clara muestra» de la «altísima peligrosidad» que representaban para la seguridad, la salud humana y el medio ambiente la actividad de Ditecsa y los «Cambios No Substanciales» propuestos y validados es el vertido que en diciembre de 2019 causó una de las mayores contaminaciones en el Besòs, tras un incendio en la planta de Montornès.

La Fiscalía subraya que los responsables de la empresa, contra los que se querelló en la causa abierta en Granollers, gestionaban los residuos peligrosos de manera «incorrecta», por lo que el incendio de 11 de diciembre de 2019 generó una gran columna de humo tóxico que duró horas y vertió miles de toneladas de residuos tóxicos al río Besòs, que duró días y eliminó la vida acuática hasta la desembocadura en Barcelona. EFE

rg-jf/mg/acm

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias