miércoles, diciembre 7, 2022

El plan de acogida de ucranianos en España suma 21.000 plazas

Cada día crecen las plazas de la red para acoger a refugiados ucranianos en España y ya alcanzan las 21.000, pero el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones las ampliará con un programa que está diseñando para crear una bolsa de familias de acogida, cuya idoneidad será verificada.

En rueda de prensa, el ministro José Luis Escrivá ha presentado el llamado «Ucrania Urgente», el plan diseñado por su departamento para gestionar las llegadas y los permisos de protección temporal a todas estas personas y casar las plazas que ofrecen las diferentes administraciones y la sociedad civil con sus necesidades.

Escrivá ha confiado en que, para garantizar la eficiencia del sistema, la mayoría de las personas acudan a los cuatro centros que gestionará el Ministerio junto a Cruz Roja, Accem y CEAR -uno ya en marcha en Pozuelo (Madrid), otro que prevé abrir mañana en Alicante, el tercero en Barcelona a partir de este viernes y el cuarto en Málaga.

Desde que abrió el día 12, en el centro madrileño se han concedido permisos a 813 personas, el 55 % de ellos menores. El 12 % de ellas residían ya en España; el 39 % ha llegado al país en autobús huyendo de la guerra; el 33 % en avión y el 17 % en coche.

LA OFERTA DE LAS AUTONOMÍAS: 15.000 PLAZAS DE LAS 21.0000

De las más 21.000 plazas de la red de acogida, 15.000 han sido puestas a disposición por las distintas comunidades autónomas.

En cuanto al reparto territorial, encabezan la clasificación Cataluña (3.999), Andalucía (3.104) y Madrid (2.896), seguidas de Galicia (1.629), Aragón (1.922), Castilla y León (1.282), Murcia (1.128), la Comunidad Valenciana (1.000), Castilla-La Mancha (964), Extremadura (734), Asturias (786), el País Vasco (373), La Rioja (348), Cantabria (292), Navarra (267) y Baleares (198).

Como los 112.000 ucranianos que residían en España antes del 24 de febrero, fecha de la invasión rusa, se concentraban en Cataluña, Levante (Murcia y Alicante, sobre todo), Madrid y Andalucía (especialmente en Málaga), el Ministerio quiso que los centros gestionados por él estuvieran en esas zonas, coincidiendo también con la presencia de grandes aeropuertos e importantes infraestructuras terrestres.

El de Pozuelo dispone de 400 plazas en el propio centro y de 1.000 privadas; el de Barcelona, que se instalará en la Fira, abrirá el viernes con 2.000 plazas hoteleras disponibles hasta que se produzca la derivación definitiva; y el de Alicante, instalado en la Ciudad de la Luz, con 200 y otras 2.000 en la red de hoteles.

Del de Málaga Escrivá no ha dado datos, pero la Junta de Andalucía ha informado que se han ampliado las plazas disponibles hasta 2.100, que son 900 más.

UNA BOLSA DE FAMILIAS

Aún se está diseñando, pero el Ministerio quiere gestionar una bolsa de familias para acogimientos, que se acordarán previa verificación de la idoneidad de las mismas.

Para ello, se contará con un red de trabajadores sociales que serán los encargados de verificar esa idoneidad y se trabajará con los servicios sociales de los ayuntamientos. «Armar todo esto nos llevará tiempo», ha dicho el ministro, quien ha visto en esta bolsa una oportunidad de canalizar toda la solidaridad que los españoles están mostrando.

Probablemente, la próxima semana este plan de acogida en familias estará más perfilado.

Y como el conjunto del programa de acogida, será «muy flexible» ante la «incertidumbre» de la evolución de la guerra y de los desplazamientos de los refugiados.

LA AGILIDAD DEL PROCEDIMIENTO

España, según Escrivá, es el país más rápido en aplicar la directiva europea de Protección Temporal, aprobada en 2001 pero que hasta ahora no se había puesto en marcha.

Precisamente, Acnur ha aplaudido la «ágil y amplia implementación» de esa directiva para ucranianos en España, lo que ha permitido simplificar el procedimiento para obtener los permisos de trabajo y residencia en menos de 24 horas. «De hecho, está siendo muy por debajo» de ese límite temporal, ha recalcado el ministro.

Los refugiados será informados de catálogo de prestaciones a las que tienen derecho, se les dará alojamiento y manutención, ayuda económica, escolarización y clases de español, asistencia jurídica, convalidación por un año del carné de conducir y roaming gratuito.

Además, se les ofrecerá atención psicosocial, laboral (formación, orientación laboral, homologación de títulos y talleres) y sanitaria garantizada, con la decisión reciente de un descuento del 60 por ciento en el precio de los medicamentos.

Mientras, se está ultimando un protocolo covid para los que lleguen, que en primera instancia pasa por un test de antígenos. Ya en sus centros de acogida, se llevará a cabo el protocolo de la sanidad autonómica correspondiente.

LOS MENORES

El ministro ha explicado que si entre los refugiados hay menores no acompañados, se derivarán a las comunidades autónomas, con competencias en esta materia.

Asimismo, ha indicado que el Gobierno facilita desplazamientos organizados de menores, como el avión que este mismo martes ha llegado a Asturias con 86 usuarios de un centro especial de atención a la discapacidad ubicado en la zona ucraniana de Donetsk, de los que 25 son menores y que a partir de ahora contarán con nuevo hogar en Oviedo, Gijón y Siero.

Un buen ejemplo, ha subrayado, de la coordinación entre las distintas administraciones y también de la sociedad civil, como lo fue la llegada a España de niños ucranianos con cáncer para ser tratados aquí.

España también participa en otros transportes organizados para cubrir la petición de Moldavia de «aliviar» a este pequeño país de refugiados ucranianos que han llegado hasta su territorio.

José Luis Escrivá ha puesto en valor la solidaridad de los ciudadanos con los refugiados, pero ha pedido cautela para evitar «abusos» de organizaciones que quieran aprovecharse de esa situación.

Ha reconocido que la mayoría de los refugiados que llegan a España son de Ucrania y solo una minoría, «muy pocos», de los que han pedido protección son de otras nacionalidades, que no ha especificado.

Y ha dejado claro que los que llegan a los centros y necesitan una acogida rápida, la tienen. Se les da inmediatamente un lugar donde dormir y manutención.

LA FINANCIACIÓN

Para financiar todo este plan de acogida, la Unión Europea está ultimando un reglamento para reasignar fondos europeos no utilizados para el apoyo de emergencia a los refugiados y desarrollar la integración a largo plazo de estas personas, ha precisado el ministro.

Escrivá ha considerado que el despliegue actual de plazas puede ir absorbiendo a las personas desplazadas y es «suficiente» por el momento, si bien el plan se irá ajustando a las necesidades.

Lo que no ha podido especificar es el número de refugiados llegados ya a España. Hay «cuatro fuentes distintas. Podríamos dar datos, pero no son fiables», como sí lo son, por el contrario, los que pueden ofrecer los países que están en primera línea, como Polonia. 

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Últimas Noticias