martes, febrero 7, 2023

Traspinedo arropa a la familia de Esther López para pedir justicia y avances

No te pierdas...

Cerca de doscientas personas se han reunido este domingo en la plaza Mayor del municipio vallisoletano de Traspinedo para arropar a la familia de Esther López, cuya muerte investiga aún la Guardia Civil, cuando se cumplen dos meses desde su desaparición, y para demandar justicia y avances en el esclarecimiento de las circunstancias que rodean este caso.

Sara, una de las primas de Esther, ha sido la encargada de leer emocionada unas palabras en nombre de la familia, para trasladar la necesidad y la confianza en que se haga justicia con este caso: «lo único que pedimos, y en lo que confiamos, es que se haga justicia, la justicia que se merece Esther», ha resumido.

Esther López
Imagen de Esther López.  Fuente Twitter 

El alcalde de este municipio, Javier Fernández, ha explicado a Efe que este tipo de recuerdos y homenajes a Esther se mantendrán en el tiempo hasta que la investigación avance y siempre que a la familia «le parezca bien», bajo el principio de que es necesario «pedir justicia», ya que «el pueblo y la familia lo necesitan».

Aunque ha confiado en que el municipio, «poco a poco», vaya recuperando la normalidad, el alcalde ha reconocido que las semanas vividas han resultado «muy duras y trágicas» y «nunca» van a olvidar lo ocurrido con esta joven «muy querida» en el pueblo.

No obstante, ha valorado que pese a las dudas existentes y la incertidumbre generada en el pueblo no haya «ningún tipo de tensión» entre los vecinos y nadie se haya «tomado la justicia por su mano», porque «tampoco hay nada claro».

Pese a la necesidad de avances en la investigación policial, el alcalde ha ofrecido «paciencia y comprensión» hacia los agentes de la Guardia Civil que están realizando la misma, dadas las dificultades que se han encontrado en este caso, sin que hayan trascendido nuevas informaciones sobre los últimos avances, al menos en el caso del regidor.

Las incógnitas sobre cómo murió Esther López, de 35 años, quien fue vista por última vez hace dos meses y fue hallada muerta en una cuneta el 5 de febrero en Traspinedo (Valladolid), permanecen aún, mientras la investigación de la Guardia Civil continúa abierta y a la espera de resultados de diversas pruebas.

Si la joven murió en el lugar en el que fue localizado su cuerpo, si la causa del fallecimiento pudo deberse a un accidente, si tuvo que ver con otro origen, si perdió la vida el mismo día en el que desapareció y si pudieron intervenir terceras personas figuran entre las preguntas que todavía permanecen en el aire.

Fue ese 12 de enero, miércoles, cuando la mujer salió de su casa situada en Traspinedo (Valladolid), una localidad de unos mil habitantes donde algunos testigos la situaron la madrugada del día 13, sin que desde entonces volvieran a verla con vida.

Cinco días después de su desaparición, la familia denunció que no había regresado y desde entonces la Guardia Civil puso en marcha la investigación dirigida a localizarla, una búsqueda en la que también se implicaron los vecinos del municipio, con el desarrollo de cuatro batidas en el pueblo, separado unos veinticinco kilómetros de Valladolid capital.

Ninguna de las batidas dio como resultado el hallazgo del cadáver y tampoco el empeño del Grupo de Especialistas de Actividades Subacuáticas del instituto armado rastreando el río Duero, los perros adiestrados, los drones, un helicóptero ni otros medios de distintas unidades de la Guardia Civil.

Estrella Digital

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -