sábado, diciembre 3, 2022

Romeva propone «repensar» la cárcel y alerta del «populismo punitivo» de Vox

«Repensar» las cárceles en España e implantar un sistema de régimen «abierto o semiabierto», que asegure mayor reinserción de los presos, es la propuesta del exconseller y dirigente de ERC Raül Romeva, que alerta del peligro del «populismo punitivo» de partidos como Vox.

En una entrevista con EFE, Romeva ha desgranado las propuestas de su nuevo libro, «A l’altra banda del mur» (Al otro lado del muro), donde el exconseller catalán de Exteriores plantea «repensar las cárceles para mejorar la sociedad».

Actualmente vicesecretario general de Prospectiva y Agenda 2030 de ERC, Romeva fue uno de los dirigentes independentistas condenados en 2019 por el proceso soberanista -en su caso, a 12 años de prisión por sedición y malversación-, de los que acabó cumpliendo casi cuatro, antes de ser indultado el pasado junio por el Gobierno.

«Pasar por la cárcel es traumático. No soy el mismo de antes», ha reconocido. «Como eurodiputado había visitado muchas cárceles y pensaba que sabía cómo eran. Pero hasta que cierran tu celda no eres consciente de qué significa. No es lo mismo verla que vivirla».

Pero, en su libro, él apenas menciona su caso. Se centra en un análisis del sistema penitenciario español y catalán, a través de estudios y casos de éxito internacional, como también de historias personales de internos, cuyas identidades protege bajo el nombre genérico -y bíblico- de «Jonás».

Su «principal conclusión» es que el actual sistema penitenciario es «fallido», ya que la principal función que se le espera, la de la rehabilitación del preso, es «prácticamente imposible en un régimen cerrado».

Partiendo del «sinsentido» de que «no se puede enseñar a alguien a vivir en libertad privándole de libertad», Romeva huye de «fórmulas mágicas» y se centra en la «realidad empírica» de modelos «de éxito» de varios países nórdicos.

Reinserción y reincidencia aparecen así como «dos caras de una misma moneda»: mientras que «los modelos con niveles de reinserción más altos son aquellos que mantienen el vínculo del interno con la comunidad», en el caso de los modelos más punitivos y cerrados la reincidencia se dispara, como en el caso anglosajón, recuerda.

«COMBATIR» EL POPULISMO PUNITIVO EN ESPAÑA

Romeva ha alertado del peligro de «legislar a golpe de populismo punitivo», como a su juicio propugnan partidos como Vox: «El ascenso de la derecha y de la extrema derecha condiciona la mirada del poder legislativo y del judicial».

Para el exconseller, hay que «combatir con datos» a ese populismo punitivo que «vive de la falacia, de la mentira y del engaño» para crear «miedo» social y «hacer creer que todo el mundo que va a la cárcel es porque es mala persona, y que cuanto más dura y larga sea la sentencia, mejor».

Pero las evidencias, según Romeva, demuestran que esa postura es «falsa», ya que ocurre «exactamente lo contrario»: «Si quieres una sociedad mejor, las cárceles tienen que ser mucho menos masificadas; las condenas, menos largas; y las sentencias, menos duras».

SISTEMA CATALÁN VS SISTEMA ESTATAL

Romeva constata diferencias entre el sistema penitenciario estatal y el catalán, pues la Generalitat tiene las competencias transferidas desde 1983: «El nivel de reincidencia en Cataluña es mucho menor que el del resto del Estado», ha asegurado.

Un hecho que se debe, bajo su punto de vista, a que en las cárceles que dependen del Ministerio de Interior se «prima la seguridad y el castigo», mientras que en Cataluña dependen de la conselleria de Justicia y se «prima el tratamiento individualizado» y el criterio «educativo».

«Pero en cualquier caso es un modelo no satisfactorio desde el punto de vista del objetivo final. Hay que repensarlo en el resto del Estado y en el ámbito catalán», ha puntualizado.

SU PROPUESTA: REGÍMENES ABIERTOS O SEMIABIERTOS

Romeva defiende que solo deberían cumplir un régimen cerrado aquellas personas que «efectivamente son un peligro para la sociedad», mientras que en el resto de casos, que él subraya que son la mayoría, hay que encontrar «medidas alternativas» para cumplir la pena.

Un régimen «abierto o semiabierto» en el que el interno no se desconecta de la sociedad, sino que se involucra de nuevo en ella para reintegrarse; y lo defiende con cifras: mientras que en los centros de régimen cerrado la reincidencia se eleva hasta el 38 %, en el modelo abierto cae al 20 %, casi la mitad.

«Mi propuesta no es utópica, se aplica en muchos sitios, lo único que hay que hacer es copiarla», ha sentenciado. «Pero no solo basta con que la decisión la tome la administración penitenciaria. Depende de jueces, de la Fiscalía, del legislador o de los medios de comunicación». EFE

 

Àlex Cubero

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias