martes, diciembre 6, 2022

El primer debate telemático histórico y se realizó en Castilla y León

Había mucho interés en el primer debate televisivo entre Mañueco, Tudanca e Igea por varios motivos, pero el principal era ver cómo sería esta confrontación entre los dos exsocios de Gobierno del PP y Cs y, encima, con uno de ellos desde el salón de la casa de sus padres donde se encuentra aislado por covid. El primer debate telemático de la historia que, salvo por esto, ha sido muy parecido a cualquier otro.

Previsible en muchos ratos y algunos destellos a cuenta de rifirrafes, principalmente entre Mañueco e Igea, a causa de la pandemia y de casos de corrupción. También propuestas, pero ninguna nueva. Todas ya anunciadas en la precampaña que comenzó el pasado 20 de diciembre, cuando Mañueco rompió con Cs y adelantó las elecciones al 13 de febrero.

Desde entonces, el presidente y candidato a la reelección no se había cruzado con su exsocio de Gobierno, Francisco Igea, que tenía muchas ganas en este debate pero, en tiempos de pandemia, se ha tenido que quedar en la casa de sus padres por ser positivo en coronavirus. Desde la pantalla, le ha dicho: «eres un tránsfuga».

RTVE llevaba días trabajando para sacar adelante este primer debate que ha contado con muchos inconvenientes, recursos a la Junta Electoral de por medio, dimisiones en el comité de periodistas de Castilla y León que estaban encargados de su organización por discrepancias con el ente público y, a tres días del debate, el positivo de Igea.

Un equipo de seis profesionales de RTVE se ha desplazado a la casa de los padres de Igea, en el centro de Valladolid, donde el candidato reside desde hace unas semanas porque está haciendo obras en su domicilio y en donde guarda su aislamiento.

Cámaras, producción, una unidad móvil a la puerta de casa y todos los periodistas ataviados con sus EPIs para poder dar voz e imagen a Francisco Igea con las mismas garantías que el resto de participantes que se encontraban no muy lejos en la sede de las Cortes con el presentador Xabier Fortes.

Por sorteo, a Igea le tocaba estar entre Tudanca y Mañueco, pero en su lugar ha estado un atril vacío y unos pantallas con su imagen en los laterales.

Desde el salón de casa de sus padres, «donde me enseñaron el valor de la honestidad», Igea ha comparecido con otro atril réplica del que se encontraba vacío en las Cortes y delante de la librería familiar mientras un estoico cámara de televisión aguantaba todo el debate enfundado en su EPi.

Más allá de este hecho insólito, el debate ha sido como cualquier otro, aburrido a veces y bronco a ratos y eso, ante todas las adversidades que había, es ya todo un logro.

La segunda vuelta será el 9 de febrero en la cadena autonómica privada RTVCyL. La pandemia decidirá si los espectadores podrán entrar en más salones de la casa de los políticos.

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias