martes, noviembre 29, 2022

Goodman plantea invertir 550 millones y crear 3.200 empleos en Nissan

El grupo inmobiliario Goodman ha presentado ante la Comisión de Reindustrialización de Nissan un proyecto para reconvertir los terrenos de la automovilística en un gran polo logístico y de oficinas, que supondría una inversión de 550 millones de euros y generaría 3.200 empleos directos.

La australiana Goodman, el mayor grupo de propiedad inmobiliaria industrial, se suma así al proceso abierto por las Administraciones para hallar un proyecto alternativo que garantice la actividad en las plantas de Nissan tras el cese de actividad en Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca este mes de diciembre.

La compañía irrumpe en esta puja con un proyecto «innovador» que nada tiene que ver con el sector de la automoción y que busca convertir los actuales terrenos de Nissan en la Zona Franca en plataformas logísticas modernas y próximas a la ciudad de Barcelona.

«El plan también contempla el desarrollo de espacios flexibles, así como centros de datos que reforzarán la posición de Barcelona como ciudad de referencia en el ámbito de la industria 4.0», explica la empresa en un comunicado.

Para Montcada i Reixac, Goodman apuesta por una solución global que integre la industria con la logística de distribución urbana, «cumpliendo los más altos estándares de calidad y sostenibilidad».

El gerente de Goodman en España, Ignacio García Cuenca, ha señalado que la propuesta tiene en cuenta necesidades actuales y futuras, como el incremento de la población en los próximos años.

Por ello, la empresa ha ideado una «regeneración completa del emplazamiento», dado que «a medida que la población de la ciudad crece, también lo hacen las necesidades de sus ciudadanos».

La zona también contaría con nuevos espacios públicos para uso de todos los ciudadanos, nuevas zonas verdes, que incluyen un huerto urbano ecológico, y una gran parte del terreno estaría destinada a servicios, como restaurantes, instalaciones deportivas y zonas de ocio.

«El proyecto supondrá la creación de algo más que edificios», ha dicho García, que ha añadido que los inmuebles que se desarrollen serán «flexibles» para acoger la tecnología futura y apoyar «la salud y el bienestar de las personas que trabajen en ellos», a la vez que incorporarán medidas sostenibles para reducir su impacto medioambiental.

Según la empresa, con Goodman como «socio inmobiliario estratégico, los operadores industriales pueden centrar sus recursos en su actividad principal».

Con el fin de mejorar el aprovechamiento del suelo disponible, Goodman apuesta por un diseño en vertical, solución que minimiza el consumo de suelo en un 31 % aproximadamente.

La empresa ha resaltado que también se realizará una importante inversión para mejorar la accesibilidad de la zona y la integración del proyecto en su entorno.

Además, se asegurará que los materiales extraídos durante el proceso de deconstrucción y desarrollo del terreno sean recuperados (reciclados o reutilizados) y se minimizarán las emisiones y el impacto medioambiental del desarrollo.

El proyecto superará las normas de sostenibilidad del mercado, y expertos medioambientales participarán en su diseño y construcción y sus recomendaciones servirán para «proteger y mejorar» la biodiversidad del lugar.

La propuesta de Goodman llega cuando la comisión de reindustrialización de Nissan espera la respuesta de la empresa china GMW a su última contrapropuesta para poder dar luz verde al proyecto, mientras que trabaja ya con un plan B que da más protagonismo al ‘hub’ de descarbonización. 

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias