viernes, diciembre 9, 2022

La industria española empieza a parar su actividad por el alza de la energía

El repunte del precio de la electricidad y los combustibles ocasionado por la invasión de Ucrania ha motivado que parte del sector industrial español empiece a recurrir a ajustes en sus procesos de producción.

Cuando se cumplen dos semanas desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista fijado para hoy es de 472,97 euros el megavatio hora (MWh), su segundo precio más alto de la historia.

De hecho, el precio de la luz multiplica por más de ocho el de hace justo un año (56,88 euros), y se ha más que duplicado (un 131 % más) desde que el pasado 24 de febrero comenzó la invasión rusa de Ucrania.

Una de las empresas que dice no poder seguir operando con normalidad es Acerinox, que hoy ha planteado la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a toda la plantilla de su planta de Los Barrios (Cádiz), unos 1.800 empleados, debido al incremento del coste de la energía, así como al aumento del precio del níquel también por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Así lo han explicado fuentes sindicales del Comité de Empresa, que detallan que la planta ya ha cesado la actividad de la acería, el primer proceso de la producción, y en los próximos días se espera que estos paros se vayan extendiendo a otros departamentos.

De esa manera, la cifra de trabajadores a los que se aplique el expediente regulador irá en función del nivel de producción que en cada momento alcance la planta.

Por su parte, fuentes de la compañía insisten en que el motivo principal que hace inviable la producción es el alto coste de la energía y reclaman una regulación que permita abaratarla.

A esa situación se ha unido la subida del níquel, cuyo coste alcanzó este martes los 100.000 dólares por tonelada en la Bolsa de Metales de Londres, más del doble de su precio en un solo día, lo que ha sido un detonante para que la empresa haya planteado el ERTE, dado que es un material imprescindible en su producción y cuyo principal exportador es ruso.

Tras detener este martes por la noche la producción de la acería, se espera que en los próximos días, si la situación sigue igual, se detenga también el trabajo en los departamentos de laminación en caliente y de laminación en frío, explican estas fuentes.

Otro caso es el de la química Ercros, que realiza «ajustes temporales de producción» para poder adaptar la actividad a los precios de la energía, según ha confirmado a EFE la compañía, que asegura que es una medida que está tomando estos días todo el sector químico.

«Estamos monitorizando la situación casi minuto a minuto y se toman las decisiones en función de la evolución», ha asegurado.

También la empresa siderúrgica Celsa, que tiene en Castellbisbal (Barcelona) su mayor planta de fundición en España, ha puesto en marcha desde ayer una estrategia conservadora que consiste en aprovechar las franjas horarias más caras para parar su horno y realizar tareas de mantenimiento.

El tren de laminación y la actividad de chatarrería sigue con su actividad normal, según la compañía, que afirma que la producción no se está reduciendo ya que las tareas de mantenimiento son necesarias y, simplemente, se tienden a concentrar ahora para ser más eficientes.

PAROS EN ARCELORMITTAL

Además, la dirección de la siderúrgica ArcelorMittal Sestao, la ACB, ha comunicado hoy al comité de empresa la parada de producción de la planta vizcaína sin fecha de reanudación a la vista y la aplicación de un ERTE a la plantilla de unos 220 trabajadores.

Así lo han informado a EFE fuentes sindicales, que apuntan que ahora se mantendrá el personal “mínimo necesario” para mantener la instalación.

La planta, que había retomado la actividad el 3 de marzo tras la parada iniciada el pasado 7 de diciembre, había concluido esta noche el ciclo de producción y tenía previsto iniciar el domingo el próximo ciclo, que ya “no va a empezar”.

Las mismas fuentes han destacado que la parada de la ACB también afectará a las empresas auxiliares.

Por su parte, la factoría que el grupo siderúrgico tiene en la localidad guipuzcoana de Olaberria también tuvo que parar el martes durante 17 horas para evitar «producir a pérdidas» debido al elevado precio de la energía eléctrica.

Según explicaron a Efe fuentes de la compañía, la dirección del grupo sopesa prolongar la parada, «en función de la previsión de precios para los próximos días».

Han aclarado que esta decisión se ha adoptado porque «el coste de la energía eléctrica ya es insostenible». «Hay que tener en cuenta que respecto a 2020 el precio final de la energía eléctrica para la industria electrointensiva ha subido un 320 % y respecto a 2021 un 60 %. Estamos a unos niveles de producción insostenibles», han recalcado. 

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias