domingo, diciembre 4, 2022

Gobierno defiende que Silence se quede en Montcada y el hub en Zona Franca

Este planteamiento difiere de la línea de trabajo que se abrió en la última reunión y por la que apuestan otros miembros de la mesa, que consistía en ofrecer al ‘hub’ tanto Zona Franca como Montcada, ya que no puede contar con el centro de Sant Andreu de la Barca, como pretendía inicialmente, por un problema con la propiedad.

Fuentes del Ministerio han explicado a EFE que el secretario general de Industria, Raül Blanco, ha trasladado la conveniencia de no unificar las actividades de Zona Franca y Montcada, al tiempo que ha pedido a Nissan que acelere el cierre de los diferentes acuerdos en las próximas semanas.

A juicio del Gobierno, un mapa con distintos proyectos supone una «diversificación del riesgo» y se garantiza el máximo número de puestos de trabajo y el mínimo riesgo de cara al futuro industrial.

Por el contrario, los sindicatos de Nissan han avalado la opción de adjudicar al proyecto del ‘hub’ de descarbonización tanto la planta de Zona Franca como la de Montcada i Reixac, aunque ha urgido que se presente un plan de negocio «solvente» que justifique la necesidad de los dos centros.

En un comunicado, los comités califican de «adecuada» la solución de reservar Zona Franca para que el ‘hub’ fabrique los vehículos previstos en su plan de negocio y Montcada para la soldadura y la estampación.

Dado que en Montcada estaba previsto inicialmente que se instalara el fabricante de motos eléctricas Silence, el cambio obligaría a esta compañía a buscar otra ubicación.

En este escenario, los sindicatos proponen a Silence que se quede como «proyecto alternativo» en Montcada o que se ubique en zonas que queden libres de Zona Franca.

La reunión de hoy debía servir para encajar las piezas del puzzle en el que se ha convertido todo el proyecto de reindustrialización de los tres centros de Nissan en Barcelona (Zona Franca, Montaca i Reixac y Sant Andreu de la Barca), después de los últimos obstáculos aparecidos.

En el anterior encuentro de la comisión, trascendió que el propietario de la planta de Sant Andreu rechaza participar en la operación, lo que obliga a un reajuste del espacio global disponible.

Respecto a la planta de Zona Franca, la más grande de las tres con 500.000 m2, la mesa de reindustrialización ha abierto también la puerta a que se instale, junto al ‘hub’, algún proyecto logístico, e incluso podría haber espacio para otro proyecto industrial.

La comisión está compuesta por Gobierno, sindicatos y representantes Nissan, que cerró definitivamente sus tres centros en Barcelona a finales de 2021, llevando al paro a unos 1.400 trabajadores. EFE

 

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias