jueves, diciembre 1, 2022

Red Bull culpa a Mercedes del poco seguimiento de la Fórmula 1

Al McLaren de Alonso le queda mucho por mejorar. Antes de que arrancara el mundial en Australia solo había sido capaz de completar 12 vueltas seguidas. Fue Jenson Button en los últimos  test de Barcelona. En el circuito de Melbourne el MP4-30 dio un total de 56 vueltas y logró completar la carrera. El objetivo que tenía para este primer gran premio se consiguió, aunque fuera un objetivo algo más que asequible.

McLaren por tanto, viajó a Australia con el propósito de mejorar su monoplaza e intentar completar el mayor número de vueltas posibles. “Gracias a haber acabado, podemos saber que hay muchos cambios que hicimos al coche para Melbourne que funcionaron, ya sea para mejorar la cohesión entre el coche y el motor o para mejorar el rendimiento, y podremos poner estos en práctica en próximos evento. Aún no sonrío porque aún no estamos al nivel que nos gustaría estar, pero es un gran paso”, explicó Boullier a Motorsport.com.

2015022213305871433

Aun así y a pesar de los problemas de la primera carrera, los pilotos de McLaren piensas que “es un coche sin vicios, muy directo y fácil de mejorar”. El jefe de la escudería de Alonso cree que los pilotos tienen una labor muy importante, que es la de motivar al resto de equipo. «No queremos perder la motivación en ningún momento. Somos profesionales, somos competitivos, y queremos poder correr y competir al máximo nivel posible».

RedBull achaca el pobre seguimiento televisivo al dominio de Mercedes

En RedBull tampoco están muy contentos con el inicio del Mundial y el dominio de Mercedes en el mismo. Culpan a la escudería alemana del poco seguimiento que está teniendo la Fórmula1 estos últimos años: «De acuerdo  con nuestra investigación, las cifras televisivas bajaron en 2014 un 26 %. Así que si eso sigue pasando y las reglas permanecen siendo las mismas, entonces nos debemos preguntar: ¿cuál es el valor deportivo y comercial de la Fórmula 1?», comentó Helmut Marko, uno de los asesores de RedBull.

Marko no sólo señala a Mercedes como uno de los culpables de esta bajada de audiencia, para el austriaco la FIA tiene mucho que ver: «Sólo cuando nadie vea la F1 nunca más, Mercedes cuestionará el valor de sus victorias. Necesitamos liderazgo en la F1 para tomar decisiones. Justo como pasaba cuando era presidente Max Mosley», finalizó.

Así que todo hace indicar que lo que RedBull no logra alcanzar sobre el asfalto, quiere conseguirlo cambiando las normas. Aunque para esto necesita el apoyo de otros equipos. Apoyo que todavía no tienen.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias