Imprimir

Todos los indicios apuntan al imán de Ripoll como líder de la célula yihadista

Estrella Digital | 19 de agosto de 2017

Las pesquisas que siguen los Mossos d'Esquadra apuntan al líder religioso de tendencia salafista como líder del grupo que ha organizado los ataques. La policía catalana continúa con las investigaciones y mantiene que la célula no está desarticulada por el momento, con lo que contradicen al ministro del Interior.  Un miembro de esa célula continúa huido. El Daesh ha reivindicado la autoría de los dos ataques

Abdelbaqi Es Sattii, el imán de Ripoll, se ha convertido en el centro de la investigación de la célula antiterrorista. Marroquí y salafista, este hombre de 45 años ha sido señalado por los Mossos d'Esquadra como el líder del grupo de terroristas que atentaron en Barcelona y Cambrils. Por el momento, la policía no le ha localizado y crecen las sospechas de que los restos hallados en el chalet de Alcanar sean suyos, aunque aún falta la confirmación oficial. 

Por el momento, fuentes de la lucha antiterrorista han confirmado que el imán estuvo en la cárcel de Castellón hasta el 5 de enero de 2012, por infringir la Ley de Extranjería y no hay registros de antecedentes por terrorismo. Otras informaciones apuntan a que este marroquí de 45 años tuvo relación con algunos de los detenidos por los atentados del 11-M en Madrid, según publica el diario 'El País', que no cita fuentes. 

Tras el registro de su domicilio durante la madrugada del viernes al sábado, las investigaciones de los Mossos d'Esquadra avanzan entorno al imán. Abdelbaqi Es Sattii llegó hace un par de años a Ripoll, donde dirigía el oratorio musulmán de la localidad gerundense, lo que pudo coincidir con el proceso de radicalización de los miembros de la célula, todos ellos muy jóvenes. Entre los investigadores cobra fuerza esa idea, por su edad y su perfil: un salafista radical de 45 años.

Abdelbaqi Es Sattii ejerció como imán en Ripoll hasta el pasado junio, cuando anunció que se iba tres meses a Marruecos de vacaciones, aunque la persona con la que compartía piso, Nourden Elhaji, asegura que lo vio por última vez el martes. Adbelbaki Es Satty ya había sido referente religioso de otro colectivo musulmán de Ripoll, compuesto por una cuarentena de personas, durante siete meses de 2015, hasta que decidió dejarlo por razones que se desconocen, según informa EFE. 

En la comunidad musulmana de la localidad le califican como "muy normal" y el presidente de la comunidad, Ali Yasine, ha informado de que lo escogieron porque es "muy complicado encontrar un imán en esta zona y él estaba libre".

Por su parte, las familias de los terroristas abatidos en Cambrils no dudan en apuntar al imán como el líder del grupo, que habría aprovechado la juventud de los terroristas. Además de la casa del imán, los Mossos han registrado otras nueve viviendas, algunas de ellas de los terroristas de la célula. Tres de los integrantes fueron detenidos allí. 

Operación policial en marcha

La operación contra esta célula continúa en marcha, según han confirmado los Mossos d'Esquadra y el conseller de Interior, Joaquim Forn. El conseller ha asegurado que no dan por desarticulada por completo la célula que ha atentado en Cataluña ya que continúan buscando a algún integrante más y tampoco tienen identificado al autor del atropello masivo de La Rambla. "Los avances son importantes por el golpe asestado (a la célula) en Cambrils, pero queda trabajo para hacer", ha señalado. 

De hecho, la investigación de los atentados y de la célula yihadista que atacó el corazón de Barcelona y Cambrils continúa contrarreloj. Por el momento, los Mossos d'Esquadra buscan a Younes Abouyaaqoub, el único miembro identificado de la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) que aún no ha sido localizado, según fuentes de la investigación.

younes

Célula de 12 personas

Ese grupo yihadista estaría integrado por 12 personas en total, de los que cinco fueron abatidos por la policía en Cambrils; cuatro detenidos, uno de ellos en Alcanar (Tarragona) y 3 en Ripoll (Girona); dos fallecidos en la explosión de la casa de Alcanar el día 16 y uno, Younes Abouyaaqoub, que estaría huido. Es un marroquí de 23 años sobre el que pesa una orden de búsqueda y detención internacional.

Aunque en principio se barajaba la posibilidad de que Moussa Oukabir, de 17 años y uno de los terroristas abatidos en Cambrils, era el conductor de la furgoneta que arrolló a los transeúntes en La Rambla y que mató a trece personas, el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, explicó anoche que "cada vez tiene menos peso" esa hipótesis. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espanha/principal-sospechoso-masacre-sigue-huido/20170819105744327904.html


© 2019 Estrella Digital
Estrella Digital