Imprimir

La policía carga duramente contra los manifestantes antiglobalización

Estrella digital/EFE | 28 de septiembre de 2009

La policía cargó este jueves con botes de gases lacrimógenos en un intento de dispersar a amplio grupo de activistas que se manifestaban por las calles de Pittsburgh, donde se inció la tercera cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del grupo G20. Unos 500 activistas, según la prensa local, iniciaron una marcha antiglobalización en el barrio de Lawrenceville, uno de los mayores de esta ciudad del estado de Pensilvania, pero sólo pudieron recorrer unas calles antes de que la policía les ordenara dispersarse. Algunos de los jóvenes que encabezaban la protesta, y que tenían el rostro cubierto con pasamontañas oscuros, desafiaron las ordenes de las fuerzas de seguridad que, eventualmente, disparó botes de gases contra ellos.

Los jóvenes, algunos de ellos procedentes del cercano campus universitario de Oakland, se reagruparon en otros puntos de la ciudad, antes de retomar su marcha, en la que portaban grandes carteles con lemas contra el capitalismo. La policía les bloqueó el paso en otros puntos, con mensajes difundidos por altavoz en inglés y en español, en el que se les recordaba que la protesta no contaba con la autorización pertinente y que, por tanto, era ilegal.

Pittsburgh se encuentra prácticamente tomada por las fuerzas de seguridad ante la cumbre del G20 que se inició este jueves, y que ha trajo a la ciudad a los jefes de estado y de gobierno de 19 países, así como a representantes de la Unión Europea. Los cerca de mil policías de la ciudad se han sumado un batallón de combate de la Guardia Nacional recién llegado de Irak, así como 3.000 agentes adicionales de las fuerzas de seguridad estatales y nacionales.

Las autoridades han desplegado alrededor del centro de convenciones muros de hormigón y vallas metálicas, mientras que varios helicópteros militares sobrevuelan la zona para prevenir incidentes. Las protestas comenzaron anoche, cuando miembros de la organización ecológica GreenPeace se colgaron de uno de los 400 puentes que atraviesan la ciudad, y desplegaron un gran cartel de 25 metros, para alertar de los peligros del cambio climático y de la necesidad de reducir las emisiones de CO2.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/nacional/policia-carga-duramente-manifestantes-antiglobalizacion/20090928000000048481.html


© 2021 Estrella Digital
Estrella Digital