Imprimir

Los pitos acercan a Odegaard al Villarreal

Iris Jorge | 13 de abril de 2015

Odegaard. | Reuters
Odegaard. | Reuters

El jovencísimo diamante blanco no termina de cuajar, mientras que le buscan una salida

Martin Odegaard lleva tan solo dos meses en España, pero ya le ha dado tiempo de ver lo complicado que es el fútbol español. El chaval de 16 años está en pleno proceso de adaptación, pero por lo que cobra al mes muchos piensan que no tiene derecho a no rendir en su primera media temporada.

Además, su negativa inicial a entrenarse con el filial, tampoco le ha ayudado. Odegaard firmó un contrato por el que tenía derecho a entrenar con el primer equipo cinco días a la semana y en un principio desoyó a Zidane cuando le aconsejó que se ejercitara más con el Castilla para conectar con los futbolistas que juegan con él cada fin de semana. Finalmente el chico ha cedido, pero eso no le quita la fama de díscolo que adquirió con su primera decisión.

Por otra parte, los resultados y la lengua tampoco le ayudan a integrarse. Los celos en el vestuario en este tipo de casos son de lo más normales, pero llama la atención lo que el equipo cambia cuando él está en la cancha. El filial blanco encadenaba una serie de derrotas, cuando Odegaard se perdió dos encuentros por diferentes motivos. Ganaron esos dos partidos, pero el francés decidió devolverle la titularidad esta semana. El equipo iba perdiendo 1-0 cuando fue sustituido, en medio de los pitos de algunos asistentes al Alfredo Di Stéfano. Sin él en el campo, el Castilla empató y la prensa más crítica con su fichaje no tardó en resaltarlo.

Por eso, la directiva blanca empieza a pensar que el chico puede ser una bomba de relojería en el vestuario del filial, mientras que ya han visto que todavía está tierno para el primer equipo. Asimismo, empiezan a valorar la cesión con buenos ojos y al noruego le siguen sobrando las novias. El Southampton está al acecho, pero en el club blanco prefieren que la próxima temporada le sirva al joven para adaptarse al fútbol español. Un año en Segunda en el Castilla no le vendría mal, pero otra temporada en Segunda B no tendría sentido. El ascenso puede cambiar algo las cosas.

De hecho, las buenas relaciones que mantiene Florentino Pérez con la directiva del Villarreal pueden ser claves para que la cesión al ‘Submarino Amarillo’ se fragüe, según publica ABC. El Madrid tiene varios objetivos dentro de la plantilla castellonense y puede utilizar el préstamo como moneda de cambio. Además, el equipo de Marcelino es de los que siempre saca el máximo a sus promesas y eso es lo que necesita Odegaard. La propuesta lleva semanas encima de las mesas de Concha Espina, pero cada vez se ve con mejores ojos.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/futbol/pitos-acercan-odegaard-villarreal/20150413221824235923.html


© 2020 Estrella Digital
Estrella Digital