Imprimir

Nadal reta a Federer sobre la hierba

Estrella Digital | 18 de diciembre de 2017

Rafael Nadal en Wimbledon.
Rafael Nadal en Wimbledon.

El español, que en 2018 cumplirá 32 años, se resigna a renunciar a su superficie más incómoda, pese al éxito del suizo esta temporada

Han transcurrido pocas semanas desde que Rafael Nadal, a causa de unas molestias en su muñeca, decidiera poner punto y final a su corta andadura en la Copa de Maestros. Tras una derrota ante Goffin cedió su hueco a Pablo Carreño y él concluyo una temporada de ensueño. Era momento de descansar, aunque no tardó en arrancar su pretemporada en Mallorca, mientras era designado por la ITF como mejor tenista del año. Este 26 de diciembre pondrá rumbo a Abu Dhabi para disputar el torneo de exhibición, con Wawrinka y Djokovic en el horizonte. Será el arranque de una temporada en la que no renuncia a nada.

El guion de Federer, de disputar tan sólo once años, podría haber servido como precedente para la hoja de ruta del balear en 2018. No será así, y el español estará en todas las grandes citas, y tendrá hueco para otros ATP 500. Federer, que sólo ha caído en cinco ocasiones en el presente curso, advirtió al ‘Top Ten’ de que deberían tomar medidas para evitar ese cúmulo de lesiones que han lastrado la imagen del circuito en la segunda parte de la temporada. Sin embargo, Nadal ya dejó claro en un acto de Telefónica que él seguiría su camino y que su edad aún no era tan avanzada.

El español lleva un tiempo sin sacar nada positivo de Wimbledon, pero su intención es acudir de nuevo. Su balance con Federer en 2017 (0-5) y la estrategia del suizo de evadir Roland Garros, invitaban a pensar que el manacorense rechazaría, por primera vez en su carrera, pisar la hierba del All England Club. Rafa ha decidido disputar Queen’s, según ha adelantado el diario Marca, por lo que su presencia en el tercer Grand Slam del curso está garantizada. Además del torneo londinense estará en Brisbane, Acapulco, Barcelona y Pekín, por lo que su año será igualmente intenso.

Sorprendente, cuando este curso ha finalizado con molestias, disputando prácticamente el mismo calendario. Y es que el español ha quitado de su calendario Rotterdam y Basilea, dos eventos a los que en este 2017 ya ha renunciado. También ha repetido su hoja de ruta de inicio de año, en la que evade cualquier evento de arcilla a destiempo, práctica que también siguió en 2016, y que sólo ha llevado a cabo cuando regresaba de una lesión y no estaba seguro de sus posibilidades sobre el cemento.

Al balear no le importa que Djokovic, Wawrinka, Nishikori o Raonic regresen. Tampoco teme la mejor versión de Federer, que este año le ha eclipsado en todos los duelos directos. El calendario ejemplifica que el español está dispuesto a retar al suizo sobre cualquier superficie, y que se resigna a aceptar el transcurso de los años. El balear cumplirá en 2018 los 32 años, pero considera que se encuentra en un estado físico aceptable. La hierba, terreno de decepciones en los últimos años, será su mayor reto. Eso y optar a la Copa de Maestros, a la que acudirá fatigado por el Masters 1000 de París, que, en principio, disputará. Nadal reta al circuito.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/polideportivo/nadal-reta-federer-hierba/20171218204742337670.html


© 2019 Estrella Digital
Estrella Digital