Imprimir

Murray acecha a Djokovic tras tumbar a un valiente Bautista

Alberto Puente | 16 de octubre de 2016

murray
Andy Murray.

El escocés sumó su decimotercer Masters 1000 tras inclinar (7-6(1) y 6-1) al español, y se acerca al serbio en la pugna por el número uno del mundo

Nadie parecía cuestionar la hegemonía de Novak Djokovic hasta este curso. Andy Murray ha dado un paso al frente, y acecha al serbio en la pugna por el número uno del mundo. En Shanghái, el británico ha sumado su decimotercer Masters 1000, tras imponerse (7-6(1) y 6-1) a Roberto Bautista. El español, valiente, trató de tomar la iniciativa y se excedió en los errores en momentos puntuales. Eso, aunado a la diferencia en el servicio, donde el británico rindió por encima de lo esperado, decantaron la balanza a favor reciente campeón olímpico.

Hace tiempo que Bautista confirmó su emersión entre los mejores tenistas del circuito. De ahí a disputar una final de Masters 1000, hay un trecho importante. Pero el español no sintió miedo alguno, o al menos no dio esa impresión sobre la pista. Claro que después de ganar a Novak Djokovic, todo es más fácil. La presión recaía por completo en Murray, con la oportunidad de acercarse a ese primer escalón del ranking que tanto ansía. La tarea, eso sí, no iba a ser sencilla para el británico.

En los primeros juegos se vislumbró mucha equidad en el fondo de la pista. Desbordar a Murray se antojaba complicado, pero por momentos la consistencia de Bautista fue superior. Ambos sacaron adelante sus servicios sin excesiva dificultad, hasta el séptimo juego. Ahí Murray, como un frontón, desesperó a Bautista, que se excedió en los errores y cedió su servicio. No obstante, mantuvo alto su nivel, a la espera de una oportunidad que pudiera cambiar el rumbo.

Esa ocasión pudo llegar inmediatamente después, pero Murray, guiado por un gran primer servicio, colocó el 5-3 en el marcador. Bautista ganó su saque y obligó al número dos del mundo a servir para cerrar el acto. Las dudas afloraron en la cabeza del escocés, que se precipitó en su tenis y permitió al español igualar la contienda. El desempate se erigió como la única oportunidad para decantar la balanza, y ahí la diferencia se acrecentó. Murray alternó defensas y ataques con su revés, y debilitó a un valiente Bautista hasta cerrar por 7-6(1) un set que se decidió en detalles.

El segundo parcial arrancó con más alternativas. Ambos cedieron en solidez, y se sucedieron los breaks. Primero fue Murray, que atravesaba un momento idílico y variaba su juego con suma facilidad. El británico pareció asestar un golpe definitivo al partido (2-0), pero el español reaccionó de inmediato. La red echó un cable, y Andy, con un fallo garrafal en una cómoda derecha a mitad de pista, hizo el resto. No obstante, la respuesta del español fue en vano, pues Murray volvió a abrir brecha.

La principal diferencia, como ya se apreció en la primera manga, era el servicio. El porcentaje de primeros saques del español decayó. Murray aprovechaba la lentitud del segundo para dominar, y eso llevó a Bautista a arriesgar y cometer una doble falta que condenó sus aspiraciones (3-1). A raíz de ahí, no hubo más partido. El escocés se convirtió en un frontón, y asfixió al español, al que ya no le quedaban más recursos. Sí tiro de repertorio Andy, que exhibió en el último tramo su mejor versión.

La amplia diferencia se palpó en el marcador, donde Murray no dejó anotarse a Bautista un solo juego más (6-1). Decimotercer Masters 1000 para el británico, que ya acecha a Djokovic en la pugna por el número uno. Hoy por hoy, el tenista más en forma del circuito. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/polideportivo/murray-acecha-djokovic-tumbar-valiente-bautista/20161016122844300696.html


© 2021 Estrella Digital
Estrella Digital