Imprimir

La muerte del único gran pacto social de la legislatura de Rajoy

Pedro Ruiz | 08 de abril de 2016

Oficina de Empleo. | EP
Oficina de Empleo. | EP

El plazo legal de vigencia del Programa de Activación del Empleo puesto en marcha por el Gobierno del PP. El acaba 15 de abril. Los datos evidencian su fracaso: apenas 105.000 parados se han beneficiado, frente a los 400.000 esperados y solo se han incorporado al mercado laboral 15.000 desempleados

La muerte del Programa de Activación del Empleo (PAE), no solo es una defunción anunciada sino el fracaso del único gran pacto social de la legislatura del Partido Popular. Las cifras no engañan: a la propuesta del PP sólo han tenido acceso uno de cada cuatro parados de los que se preveía. Apenas 105.000 de los más de 400.000 que se esperaban, un gasto del 19% sobre el presupuestado.

Se gestó a mediados de 2014, cuando Mariano Rajoy buscó darle un toque social a su legislatura. Tras meses de conversaciones con sindicatos, patronal y demás agentes sociales, el 1 de enero de 2015 la PAE entraba en vigor.

Al principio parecía una salida razonable para un gran número de personas que no solo no trabajaban sino que no podían acceder a cobrar una prestación. Un colectivo que se ha disparado en el último lustro. Con el paso del tiempo, la PAE mostró su cara “restrictiva”, como señalaron desde los sindicatos. Entre los requisitos necesarios para obtener la ayuda era necesario estar al menos seis meses sin percibir prestación o subsidio. Además de tener que pasar por todos los escalones de protección. La última era tan restrictiva que Empleo se vio obligada a corregirla.

La consecuencia de los requisitos fue que solo 105.000 personas se beneficiaron de una ayuda concebida para más de 400.000 personas. Por ello, de los casi mil millones presupuestados apenas se ha gastado un 20% y la idea de insertar en el mercado a parados ha sido infructuosa, pues apenas se ha devuelto a la actividad a 15.000 desempleados.

El 15 de abril se termina el plazo legal de la PAE y todo apunta a que el Gobierno en funciones podría no prorrogarlo. La secretaría de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad de UGT ha explicado que tiene la “sensación” de que el plan no se prolongará.

Parados sin prestación

La PAE se creó como apoyo a los desempleados que ya no cobraban prestación, una exigua ayuda de apenas 400 euros para los más castigados por la crisis. Su fracaso certifica uno de los grandes problemas del mercado laboral, la persistencia de un gran número de desempleados que no cobra ninguna ayuda.

Mes tras mes, el número de parados que reciben la prestación por desempleo se reduce. En febrero, un 45% de ellos ya no percibían ninguna ayuda, según datos del Ministerio de Empleo. El porcentaje se ha duplicado en apenas cinco años.

El problema es aún mayor cuando se comparan el número de parados que ofrece la EPA frente a los que ofrece Empleo. Si se utiliza el cociente de número de beneficiarios dividido entre total de parados, la cifra de desempleados que reciben una prestación cae cerca del 30%, a más de 3,5 millones de desempleados.

Parados de larga duración

Los datos de la PAE y los de desempleados sin prestación esconden el mayor problema del mercado laboral español y probablemente de la economía española: los parados de larga duración. La cifra de inactivos de larga duración está en su nivel más alto desde que se tienen datos en 1976. En España, más de 1,2 millones de trabajadores llevan más de cuatro años sin empleo y cerca de un millón llevan en paro entre dos y cuatro años.

El gran problema que supone este tipo de paro es que sume a los individuos y familias que lo padecen en un círculo de pobreza del que cada vez es más difícil salir. Estar mucho tiempo en el paro genera un grave problema macroeconómico, además de los sociales y humanos: se produce un deterioro del capital humano. Disminuye la probabilidad de encontrar trabajo, por lo que también disminuye la moral para buscar trabajo. Por último, la permanencia en el paro supone agotar las ayudas y subsidios y al final aboca a la economía sumergida o a la pobreza. Todo ello en un proceso que se retroalimenta.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/muerte-unico-y-gran-pacto-social-legislatura-rajoy/20160405210035279369.html


© 2020 Estrella Digital
Estrella Digital