Imprimir

¿Por qué hacer mantenimiento preventivo en sistemas hidráulicos es importante?

Luis Cifuentes | 18 de mayo de 2019

El mantenimiento preventivo es indispensable en muchas áreas porque contribuye a preservar la vida útil de los equipos y las construcciones. Para los sistemas hidráulicos es aún más imprescindible y hoy te diremos por qué.

Las máquinas tienen un funcionamiento específico y pueden ser totalmente diferentes en este sentido. Sin embargo, algunas tienen la condición de utilizar sistemas hidráulicos en su interior para funcionar correctamente.

 

Para entender con claridad todo esto, lo primero que debe saber cualquier persona son los conceptos básicos sobre hidráulica industrial, pues ellos facilitarán en buena medida el entendimiento interno de la máquina y, por consiguiente, el procedimiento a seguir para realizar su mantenimiento.

 

Dentro estos conceptos encontramos:

 

  • Fuerza: es la capacidad que existe para producir el cambio de movimiento en determinado cuerpo. Su unidad de medida es el Newton.
  • Energía: se concibe como una fuerza que permite generar ese movimiento.
  • Resistencia: es una fuerza opuesta que hace contraposición a la energía y existe en cualquier entorno. Por ejemplo, el rozamiento.
  • Trabajo: se refiere a la cantidad de espacio que es capaz de recorrer determinado objeto al aplicarle una fuerza. Se mide en Joules.
  • Potencia: es una medida que se obtiene al revisar la energía empleada en cierta cantidad de tiempo.
  • Presión: es la fuerza que se ejerce en determinada superficie y que ésta se mantiene idéntica en cualquier punto de esa superficie. Se mide en Pascales.

 

Tener claros estos conceptos será determinante a la hora de avanzar en cualquier trabajo, sea mantenimiento preventivo o correctivos, pues así se determinará con mayor facilidad la función que cumple cada componente y cómo es su influencia en todo el sistema.

 

Funcionamiento de un sistema hidráulico

 

Para que una máquina consiga la fuerza necesaria que ha de ponerla en marcha, utiliza un apoyo que facilita su movilidad, conocido como fluido hidráulico. En la mayoría de los casos, este fluido es un aceite que ha sido diseñado siguiendo los requerimientos de cada elemento de la máquina.

 

Por ejemplo, en un coche, es común utilizar aceite para el motor y para la dirección. Éstos tienen características distintas y necesitan ser utilizados exactamente en su lugar, para evitar ocasionar daños en la mecánica interna del coche.

 

Ahora bien, los fluidos también pasan por un proceso de desgaste que hace imprescindible su revisión en los tiempos adecuados, para validar que todo esté en orden. Ellos deben tener condiciones apropiadas como la densidad, el nivel de lubricación, la viscosidad, entre otros.

 

Pero, para funcionar, los sistemas hidráulicos cuentan con otros componentes que ayudan a que el trabajo marche de la mejor forma posible e incluso para ayudar en la vida útil del fluido, como los filtros, los enfriadores y las bombas.

 

El fluido se logra distribuir a todo el sistema mediante tuberías. Éstas tienen condiciones particulares según el tipo de máquina, pudiendo encontrarse de forma rígida o flexible. También hay válvulas de control que permiten distribuir adecuadamente el fluido y asegurar que todos los puntos de la máquina tengan la cantidad que hace falta.

 

Por su parte, los filtros previenen que la suciedad que pueda aparecer, se distribuya entre todo el sistema, por esta razón deben ser cambiados con cierta frecuencia.

 

Otra parte que también actúa en estos sistemas es el tanque hidráulico. A través de él se cumplen dos fases indispensables, que es evitar que el fluido se mezcle con el aire y también enfriarlo en el momento cuándo para de trabajar.

 

En cuanto a las bombas, éstas se encargan de que la energía suministrada al sistema desde una fuente externa, se convierta en energía hidráulica. En función de la fuerza que ésta maneje y la velocidad de trabajo, se verá la velocidad con que avanzará el fluido a través de las tuberías.

 

Por último, están las válvulas y el enfriador. Las primeras permiten aliviar la presión de fluido que existe dentro del sistema y, el segundo, quita el calentamiento que se produce por la presión y la energía.

 

Hoy en día, es posible conseguir equipos de hidráulica industrial diseñados a medida. Quiere decir que igual incluyen todos estos componentes para su buen funcionamiento, pero que en apoyo con la ingeniería, logran adaptarse a las necesidades de cada cliente.

 

De esta forma, las necesidades industriales son atendidas con la precaución necesaria para que cumplan el trabajo que hace falta, de la mejor forma posible. Las empresas que existen en este sector son capaces de realizar: acumuladores, abrazaderas, productos para la filtración, entre otros.

 

Lo importante en este punto es seleccionar con cuidado, pues contar con profesionales es indispensable para conseguir resultados eficientes y, sobre todo duraderos, donde sea capaz el mismo personal que trabajó en su construcción, de hacer el mantenimiento en el momento que haga falta.

 

Etapas del mantenimiento preventivo

 

Los equipos hidráulicos son necesarios para producir alguna cosa. De esta forma, mantenerlos trabajando adecuadamente, será directamente proporcional a la eficiencia y una reducción importante en los costes, de ahí que el mantenimiento preventivo sea clave.

 

Además, es un acto donde se avanza también por temas de seguridad y como estrategia para preservar la vida útil del mismo, pues es un hecho que en la mayoría de las ocasiones, son productos de alto valor y que deben dar el suficiente retorno a quién lo haya comprado.

 

Para adaptar de forma adecuada los tiempos, lo mejor será informarse de las consideraciones del fabricante y hacer las revisiones que el mismo recomienda, pues a través de este proceso se conocerá el estado real de la máquina. Parte de las acciones que se pueden ejecutar, son la medición de los fluidos, el estado de los filtros, etcétera. A partir de ahí, se realizarán entonces el resto de las acciones, como el cambio de aceite, la limpieza interna, reemplazo de piezas y otros que pueda necesitar.

 

Existen personas que se han preparado precisamente para dar respuesta a estas necesidades de mantenimiento industrial. De ahí que sea imprescindible contar con el personal idóneo en relación directa al tipo de empresa de que se trate.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/empresas/hacer-mantenimiento-preventivo-sistemas-hidraulicos-es-importante/20190518012228371254.html


© 2019 Estrella Digital