Imprimir

Cinco años después de la noche triste: Flores, en libertad y con un negocio en marcha

Estrella Digital | 31 de octubre de 2017

Miguel ángel Flores, empresario y máximo responsable de la tragedia del Madrid Arena.
Miguel ángel Flores, empresario y máximo responsable de la tragedia del Madrid Arena.

El empresario sigue sin entrar en prisión, aunque en quince días el Tribunal Supremo podría dictar sentencia y encarcelar al promotor de la fiesta de Halloween en la que murieron cinco jóvenes hace justo cinco años. De momento, Flores continúa con sus actividades en el mundo de la noche

Sus nombres eran Belén Langdon (17 años), Katia Esteban (18), Cristina Arce (18), Rocío Oña (18) y Teresa Alonso (20) y la madrugada de este miércoles se habrá cumplido un lustro de su muerte trágica. Cinco largos años en las que las familias de las cinco jóvenes fallecidas no han cesado de luchar en busca de justicia. Dentro de dos semanas, el 14 de noviembre, el Tribunal Superior dictaminará si Miguel Ángel Flores, promotor de aquella fatídica fiesta de Halloween, y el resto de responsables entran en prisión. El alto tribunal deberá resolver el recurso de casación presentado por el empresario y por los otros implicados para evitar la cárcel. Mientras tanto, Flores continúa con su actividad como coordinador de desarrollo de negocio de MEEU -empresa encargada de explotar el ático de Chamartín, lugar donde se encontraba la joya del imperio Flores, la discoteca Macumba-. 

Hace casi dos años que comenzó un juicio que sentó en el banquillo a quince personas por la tragedia del Madrid Arena y que acabó con siete condenados y ocho absueltos. El principal culpable de la muerte de las cinco jóvenes fue Miguel Ángel Flores, según la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Madrid, el pasado mes de septiembre del año 2016. En el fallo, la Justicia condenaba a 'MAF' -así se conoce al empresario en el mundo de la noche- a cuatro años de prisión al considerarle culpable de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y otros 29 de lesiones por imprudencia grave. La sentencia fue recurrida por Flores al Tribunal Supremo y la Fiscalía solicitó para él prisión, aunque la sala denegó la petición. Previamente, Flores ya había depositado 200.000 euros como fianza para evitar la cárcel, cuando fue detenido en diciembre del año 2012. 

Pero los días en libertad podrían estar cerca de acabar para el empresario de la noche que llegó a reinar en Madrid. El próximo 14 de noviembre el Tribunal Supremo debe de dictar la resolución del recurso presentado por Flores hace más de un año. 'MAF' alegó ante el Supremo que la resolución descartó pruebas que le exculpaban, y defendió que sus derechos fundamentales quedaron vulnerados al no haberse enjuiciado a los que él considera como verdaderos responsables de la tragedia "por negligencia grave". Ahora le toca al alto tribunal dilucidar si estos argumentos son suficientes para anular la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid.

Vuelta al mundo de la noche

Durante estos cinco años, las familias de las víctimas han luchado sin descanso por ver entre rejas a los responsables de la muerte de sus seres queridos, pero sin embargo lo único que han comprobado es como la Justicia les concedía siempre una nueva oportunidad de defenderse a los supuestos autores de la tragedia. Durante esta agónica prórroga, Flores ha intentado recuperar su trono en la noche madrileña. Para ello se ha centrado en el ático de la estación de Chamartín, escenario de las mejores fiestas de la 'jet'. Allí, 'MAF' levantó uno de los negocios más rentables de su vida, la discoteca Macumba y con las mismas aspiraciones, y a pesar de su condena, volvió a embarcarse en un proyecto encabezado por el Grupo Alonso hace dos años. 

Con su cargo de coordinador de desarrollo de negocio de MEUU -propiedad del Grupo Alonso, matriz de Eurotransac- el empresario preparó con sumo cuidado su rentrée en la noche madrileña, hasta que después de varios problemas con la licencia y múltiples cancelaciones de apertura logró abrir 'Lab Dance Floor', un espacio multiusos a la que la Policía Municipal de Madrid ha acudido en varias ocasiones para revisar la actividad que se desarrolla en su interior. Las continuas inspecciones de los agentes municipales concluyeron que el local estaba siendo utilizado como discoteca, cuando carecía de licencia para ello. De hecho, los pliegos de condiciones del contrato entre ADIF, propietario del ático y el Grupo Alonso, encargada de la explotación del mismo, prohibía la instalación de cualquier discoteca. Además, los permisos municipales tampoco recogen esta actividad.  

Ahora, en medio de la vorágine por la resolución del 'caso Arena', la empresa para la que trabajaba Flores ha interpuesto una denuncia contra Javier Barbero, concejal de Seguridad, y contra Daniel Vázquez, coordinador del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, por las visitas a su recinto, según publica el diario 'ABC'. Fue ayer mismo cuando tanto Barbero como Vázquez recibieron la notificación del juzgado de Instrucción número 3 de Madrid para que acudan la semana próxima a su sede, en la plaza de Castilla. El requerimiento es a fin de notificarles la resolución judicial y la parte querellante es Eurotransac S. L., según relata el mismo medio.

Absoluciones polémicas

Dentro de dos semanas se conocerá si Flores entra no en prisión, pero los que a buen seguro no pisarán la cárcel son el exjefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, y Simón Viñals Pérez, médico responsable de la enfermería de la fiesta de Halloween. Ambos fueron absueltos, aunque el abogado de la familia de Katia Esteban, Gerarado Viada, recurrió la sentencia, porque la absolución de Monteagudo, era "algo inaceptable”. Viada también refirió a los doctores Simón y a su hijo Carlos Viñals, cuya exculpación fue "quizás la parte más dura para las familias” de las cinco chicas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/madrid/flores-libertad-negocio-marcha-tragedia-madrid-arena/20171031162022334031.html


© 2019 Estrella Digital
Estrella Digital