Imprimir

Controvertida reforma sanitaria en Estados Unidos

Inocencio Arias |

Estrella Digital | 12 de abril de 2010

A Obama lo criticaron al recibir el Nobel alegando que le daban un premio importantísimo sin tener ningún logro concreto en su haber. Ahora ya tiene uno, el Congreso de Estados Unidos va a aprobar una controvertida reforma sanitaria que amplía el seguro médico a 32 millones de personas de los 43 millones que aún no disfrutaban de él. Es la primera gran victoria del presidente, su obsesión durante su primer largo año en el poder y algo que, ante las dificultades para su aprobación, le ha obligado incluso a aplazar en estos días un esperado viaje a la Indonesia, en la que pasó varios años en su niñez. Algunos de los partidarios de la ley la comparan con la batalla por la equiparación de los derechos civiles por la que también lucho el partido demócrata hace dos generaciones.

La ley introduce importantes cambios en el seguro médico, que en Estados Unidos es, en buena medida, privado. Las compañías de seguros no podrán, por ejemplo, excluir de la cobertura a personas que tengan una enfermedad previa, como podían hacer en ocasiones ahora; tendrán que hacer pública la cantidad que pagan a los asegurados en comparación con sus costes de publicidad, personal, etc. Los ciudadanos que acceden ahora al seguro recibirán cobertura o una ayuda económica para costear las primas.

Uno de los escollos en la pelea actual es que un número abundante de legisladores, entre los que había miembros del propio partido del presidente, se negaba a aceptar que los seguros financiados por el Estado pudieran cubrir cualquier clase de asistencia para el aborto. No prometieron su voto hasta que eso quedó claramente excluido.

Aun así, el proyecto de ley se aprobó en la Cámara de Representantes por 219 votos (hacían falta 216) contra 212. La medida devolverá a Obama parte de la popularidad que había perdido recientemente. Es dudoso lo que significará para su partido en las elecciones legislativas parciales de noviembre. Algunos demócratas que la han apoyado se juegan su escaño en circunscripciones de voto indeciso y, hoy por hoy, gracias a una hábil campaña desarrollada por los republicanos que han dado a entender hábilmente que la reforma será ruinosa, sólo el 43% de los estadounidenses están a favor de las medidas. Hace un año eran el 57%.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/inocencio-arias/controvertida-reforma-sanitaria-estados-unidos/20100412000000150731.html


© 2019 Estrella Digital
Estrella Digital