Imprimir

2017: Matrícula de Honor para el Real Madrid

Estrella Digital | 31 de diciembre de 2017

El Real Madrid se proclamó campeón de la Champions por segundo año consecutivo.
El Real Madrid se proclamó campeón de la Champions por segundo año consecutivo.

El club de Concha Espina finaliza el 2017 con un saco de títulos que le permiten soñar en grande de cara al próximo año. La Liga y 'La Duodécima', los trofeos más destacados de los cinco logrados

El madridismo tiene muchos motivos para festejar el fin de año a lo grande. A pesar de que actualmente el equipo dirigido por Zinedine Zidane no atraviesa su mejor momento deportivo, el 2017 ha resultado ser el más exitoso de la historia del club de Concha Espina. Los pupilos del técnico francés despiden el año con la espectacular cosecha de cinco títulos oficiales que ya se encuentran en las entrañas del mítico estadio Santiago Bernabéu.

Un lustro después, el Real Madrid volvió a saborear el momento mágico de proclamarse campeón de Liga, una competición que se le resistió y que supuso un auténtico dolor de cabeza para la parroquia madridista en los últimos años. Desde aquel 2012 en el que los blancos lograron la famosa 'Liga de los récords' (100 puntos y 121 goles a favor) con José Mourinho al frente del equipo, la fuente de Cibeles no veía a su gente celebrar el ansiado título de Liga.

Los 'guerreros' de 'Zizou' se jugaban toda la campaña liguera ante el Málaga de Míchel en La Rosaleda en la última jornada. El equipo era consciente de la gran importancia que suponía llevarse los tres puntos del feudo malacitano y pronto se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Cristiano Ronaldo a los dos minutos de partido.

 Los de la Costa del Sol dispusieron de algunas ocasiones que pusieron en vilo a una afición madridista que se mordía las uñas por ver a los suyos sentenciar el duelo. Y así fue. Benzema puso tierra de por medio a los diez minutos de haberse iniciado la segunda parte con un gol que valía su peso en oro y que permitió al equipo acariciar el trofeo que le acreditaba como campeón. Finalmente, el objetivo de volver a ser el 'rey' de España se cumplió y el madridismo por fin pudo festejar por las calles de la capital la consecución del trigésimo tercer título de Liga.

Cardiff, territorio madridista

El Real Madrid es un equipo que no conoce la palabra imposible. El conjunto merengue volvió a proclamarse campeón de la máxima competición continental un año después de haberlo hecho en Milán ante el Atlético y se convirtió en el primero en levantar la ‘Orejona’ dos veces seguidas con el nuevo formato (la competición comenzó a llamarse ‘Champions League’ en la edición 1992/1993).

Los de Zidane no tuvieron precisamente un camino de rosas en su andadura europea. De hecho, finalizó la fase de grupos en la segunda posición por detrás del Borussia Dortmund, algo que no ocurrió en las últimas ediciones, en las que accedió a la siguiente ronda como líder.

En octavos de final ‘barrió’ al Nápoles por un global de 6-2. Los blancos vencieron por 3-1 en el Santiago Bernabéu y por 1-3 en el siempre complicado estadio San Paolo, donde el ambiente se asemejaba a un ardiente infierno. En cuartos cayó el Bayern de Carlo Ancelotti. En el choque de ida, los merengues asaltaron el imponente feudo muniqués por 1-2 gracias a un doblete de Cristiano Ronaldo, quien eclipsó el tanto inicial de Arturo Vidal y dio una importante ventaja a los suyos de cara al encuentro de vuelta. En el Bernabéu el resultado final fue de 4-2 para los locales, que consiguieron el pase a ‘semis’ gracias a una espectacular exhibición en la prórroga. El global fue de 6-3 para los de Zidane.

Ya en semifinales, la antesala de la gran final, el Real Madrid eliminó a sus vecinos del Atlético por un global de 4-2. En el partido de ida, disputado en Concha Espina, el resultado fue de 3-0 para los merengues. Cristiano Ronaldo volvió a ser la ‘bestia negra’ de los rojiblancos, ya que los tres tantos blancos que subieron al marcador corrieron a su cargo. En el duelo de vuelta, los de Simeone vencieron por 2-1 pero de nada les sirvió para repetir final un año después. El Atlético fue el único rival que consiguió derrotar al Real Madrid en la pasada edición de la Champions.

Los merengues ya estaban en la gran final, donde se midieron a la Juventus de Allegri que venía de sonrojar al Barcelona en cuartos de final y de apear al Mónaco en ‘semis’. Los duelos entre los blancos y la ‘Vecchia Signora’ siempre se han caracterizado por ser electrizantes y el de la final no podía dejar de serlo. El cuadro de Zidane salió victorioso de Cardiff al endosar a su rival un contundente 4-1 que dio la vuelta al mundo. La afición madridista estalló de emoción con el pitido final y en Cibeles festejaron ‘La Duodécima’, la tercera Champions lograda en las últimas cuatro temporadas.

El Madrid no quitó el pie del acelerador

Tras haber conquistado la Liga y la Champions, los hombres de Zidane querían más y más, y se proclamaron campeones de la Supercopa de Europa y Supercopa de España tras vencer en ambos torneos al Manchester United de Mourinho y al Barça de Ernesto Valverde, respectivamente. Las victorias cosechadas ante estos dos ‘titanes’ del fútbol mundial auparon al Real Madrid en la cima del mundo. La alegría no se disolvió en la parroquia madridista, que también disfrutó al máximo al ver a sus jugadores poner el broche dorado al 2017 con la consecución del Mundial de Clubes, el segundo consecutivo y el sexto de la historia del club blanco. Año mágico para un Real Madrid que espera con ilusión la llegada de un 2018 que promete mucho a pesar de las dudas que ha dejado el equipo en la presente temporada, sobre todo, en la competición doméstica.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/futbol/2017-matricula-honor-real-madrid/20171231164000338517.html


© 2019 Estrella Digital
Estrella Digital