sábado 12/6/21

¿Tolerante o intolerante a la lactosa?

Lactosa

Se calcula que el 75% de la población mundial es intolerante a la lactosa y según datos de la FEAD, Fundación Española de Aparato Digestivo, se estima una prevalencia entre el 20-40% en España.

Hay que diferenciar entre intolerantes a la lactosa y tolerantes pero mal absorbedores. Empecemos por el principio.

¿Qué es la lactosa?

Es un azúcar presente en la leche, cuando se metaboliza por medio de la enzima lactasa, se convierte en galactosa y glucosa, dos azúcares simples que son los que absorbe el organismo.

¿Diferencia entre intolerantes a la lactosa y mal absorbedores de lactosa?

Una mala absorción se produce en el intestino delgado debido a una menor fabricación de enzima lactasa, esto puede ser por origen primario, es decir, genético o bien porque con la edad y los hábitos disminuye su producción.

La lactosa que no puede ser absorbida pasa al colon y aquí puede ocurrir dos cosas, que tu organismo la tolere y esto se debe a la diversidad de microbiota con la que cuentes y podrás metabolizarla o no la toleres por tener una microbiota pobre y aparezcan diferentes síntomas.

¿Que síntomas están relacionados con la intolerancia a la lactosa?

Importante no hacerse una autoevaluación para retirar la lactosa, ya que muchos síntomas pueden estar relacionados con otras patologías digestivas.

Tanto la mala absorción como la intolerancia pueden dar síntomas similares a nivel intestinal (hinchazón, gases, dolor abdominal, heces pastosas…) pero también pueden aparecer síntomas extra-digestivos como dolor de Cabeza o fatiga crónica,  generalmente se debe al estado inflamatorio interno.

La inflamación del intestino además puede agudizar la caída de producción de la enzima lactasa, por lo que es bueno hacer una serie de cambios nutricionales.

SER INTOLERANTE A LACTOSA, NO ES IRREVERSIBLE.

Se puede solucionar momentaneamente tomando una pastilla de lactasa, para ingerir alimentos con lactosa, pero sinceramente en mi opinión es poner un parche a un problema de fondo.

 

POSIBLES SOLUCIONES

En primer lugar, si tienes alguno de los síntomas citados y te has hecho las pruebas necesarias que confirmen tu intolerancia. (análitica de sangre o test de aliento en saliva son dos pruebas efectivas):

1-    SEGUIR UNA DIETA PREBIÓTICA para darle de comer a los “bichitos” intestinales y ANTIINFLAMATORIA para desinflamar el organismo.

2-    Y eliminar alimentos con lactosa pero no hay que quitarlos por completo, ya que no se trata de una alergía sino intolerancia.

¿Que alimentos y cuando tomarlos?

·        Mejor leche y derivados lácteos de cabra y oveja.

Todas las leches contienen proteínas llamadas CASEÍNAS, pero las de oveja, cabra y la humana fabrican mayoritariamente b-caseína- A2 y las de vaca producen mayoritariamente b-caseína- A1 y éstas a su vez fabrican unos componentes opiáceos que generan inflamación.

·        Mejor productos enteros que desnatados o semidesnatados.

Cuando retiramos la grasa del alimento, parcial o completamente, se acelera el tránsito en el intestino delgado y favorece su mala absorción.

·        No tomar alimentos con lactosa de manera aislada.

Si el alimento con lactosa, por ejemplo un vaso de leche, se combina con algo de grasa o proteina, como chocolate, frutos secos o semillas, ayudamos a que la digestión sea más lenta y se produzca una óptima absorción.

En cuanto a la ingesta de alimentos con lactosa, los mas recomendados serían, leche y derivados lácteos de oveja y cabra y los quesos con menor contenido de lactosa serían: queso feta, queso fresco, rulo de cabra y halloumi.

Y por último ¿cómo puedes mejorar la microbiota en estos casos?

·        Descanso digestivo en horas de oscuridad.

·        Ejercicio físico aeróbico.

·        Gestión del estrés.

·        Aumentar la ingesta de alimentos fermentados para mejorar la diversidad de la microbiota.

·        Y alimentos prebióticos para alimentar a nuestros bichitos, os cito algunos:

Cebolla, puerro, ajo, garbanzos, alubias, lentejas, brócoli, alcachofa, espárrago, plátano sin madurar y almidón resistente (que serían tubérculos y cereales cocinados y refrigerados 24h).

En conclusión, NO HAY QUE RETIRAR LA LACTOSA DE POR VIDA, es importante primero, detectar los síntomas, hacerte la prueba para confirmar y seguir unas pautas específicas para desinflamar y volver a crear un espacio óptimo para aumentar la producción de lactasa y mejorar la absorción de lactosa.

Como siempre, una dieta variada y buenos hábitos alimentarios y de vida, mejora el funcionamiento de tu organismo.

 

         Teresa Salinas

@micodigosaludable

 

https://twitter.com/codigosaludable

 

https://www.instagram.com/micodigosaludable/

 

https://www.linkedin.com/in/teresa-salinas-miraime-73269713/

Comentarios