lunes 2/8/21

"Alimento Moderno". ¿De qué carece nuestra dieta actual?

teresa

Con la industrialización, cada vez queda más lejano consumir con una verdura o fruta que tenga aroma y sabor.

En muchos supermercados es difícil hasta encontrarla a granel, porque previamente ya esta envasada.

Y esto, haciendo alusión solamente a alimentos naturales y sin procesar que aún puedes comprar.

Si te das un paseo por los pasillos del súper, comprobarás que el 80% de los productos que exponen, son procesados o ultraprocesados.

A mi personalmente me asusta bastante, muchas veces me quedo observando a la gente comprar y entiendo que quién quiere comer saludable y además de manera sostenible parece que debe de realizar un master en nutrición y seguridad alimentaria.

Con la información que aporta el envase es mas fácil que te lleve a confusión que conseguir aclarar.

 5 claves que diferencia la alimentación industrializada de la natural.

1-    Alimentos frescos, de la naturaleza al plato.

Se le ha dado la vuelta a la balanza y prácticamente se ha sustituido el 80% de alimentos presentes en la naturaleza por productos elaborados en fábrica.

Incluso el alimento fresco, es muy diferente, desde el terreno donde se cultivan, el uso excesivo de pesticidas y herbicidas, la maduración se hace en cámaras…y todo ello es el resultado de un alimento insípido y deficiente en micronutrientes.

2-    La pérdida de estación.

Te encuentras con alimentos fuera de temporada todo el año, si la sandía es fruta de verano, tomar sandía en enero no es sostenible, y tampoco lo que necesita tu cuerpo en ese momento.

¿Por qué la naranja es una fruta de otoño-invierno? Es rica en vitamina C y esta vitamina fortalece el sistema inmune y te protege frente a gripes y resfriados. La naturaleza es muy sabia y debes tomar aquellos alimentos que proporciona la tierra según la época del año.

3-    Los productos ultraprocesados son ricos en omega 6.

Es una grasa saturada, necesaria también en nuestro organismo pero en pequeña cantidad y de procedencia natural y en equilibrio con la grasa omega 3.

El omega 6 presente en los alimentos procesados, es de mala calidad como las “grasas trans o grasas hidrogenadas”

Durante años por el cambio en nuestra alimentación se ha duplicado e incluso triplicado la cantidad de o6 frente a o3, que es la grasa antiinflamatoria y protectora frente a enfermedades.

4-    La mayoría de alimentos modernos tienen un alto índice glucémico.

Que quiere decir esto, que tienen un impacto muy negativo en el organismo porque se produce una liberación excesiva y en muy poco tiempo de glucosa en sangre.

Esto es debido a la utilización de azúcares y harinas blancas refinadas, en este caso, se despropia la parte externa del grano de cereal, dejando solamente la parte blanda, deficitaria en nutrientes y fácilmente digerible provocando un rápido aumento de la glucosa en sangre.

5-    El alimento fresco es perecedero.

Su obtención requiere de un mayor esfuerzo, y tiene una corta vida en estado óptimo para el consumo. Por ello, interesa apostar más por productos de larga duración y fácil acceso como es el alimento moderno procesado y envasado.

Pero ¿qué ocurre a nivel nutricional?

Por ejemplo, al merendar una barrita energética es fácil que te olvides de la fruta y dejes de ingerir nutrientes mas eficientes, haciéndote preso de una alimentación cada vez más adictiva.

Para garantizarte una compra que te aleje del alimento moderno:

más mercado y menos supermercado”, y si no es posible, por distancia o tiempo, vuelve a la tienda pequeña del barrio a comprar la carne en la carnicería de la esquina, la fruta de tu vecina que seguro que se preocupa de tener alimentos de temporada…supone un poco de esfuerzo, pero te pregunto: ¿Qué merece más la pena tu comodidad o tu salud?

Con esto no quiero decir que no se consuma este tipo de alimentos, porque han llegado para quedarse, solo invito a tener la información necesaria para saber hacer buenas elecciones y por supuesto que se incluyan en la dieta de forma eventual y que no se utilice como sustitutos de los alimentos frescos.

La dieta rica en alimentos naturales sin procesar, nos acerca a las necesidades nutricionales del ser humano, grasas antinflamatorias, más fibra, menos tóxicos alimentarios, carga glucémica baja y rica en micronutrientes.

Mira por el bienestar de tu cuerpo y haz una dieta rica en alimentos frescos, tendrás mas energía, mejor estado de ánimo, una salud intestinal óptima y un sistema inmune fortalecido.

Si cuidas tu cuerpo desde dentro proyectarás una imagen saludable y llena de vitalidad.

 

Teresa Salinas

@micodigosaludable

Comentarios