Viernes 22.03.2019

A lo mejor eres de los que están a vueltas con el speaking. Si tu frase más repetida cuando vas a Inglaterra es “sorry, I don't understand”, entonces tienes que leer este artículo.

 

Te daremos algunos consejos que quizás nunca te habían contado para que puedas mejorar la fluidez a la hora de hablar inglés, que seguro que es una de las cosas que más te impone y con la que más nervioso te pones.

 

Consejos para mejorar el speaking

 

Uno de los mayores errores por los que no conseguimos dominar el speaking es porque le dedicamos poco tiempo.

 

  • Pasamos horas y horas haciendo ejercicios de tiempos verbales, pero el speaking apenas dura unos minutos.

 

  • Estudiamos muy poco vocabulario situacional, es decir, el que necesitamos en el momento presente para situaciones cotidianas, como por ejemplo “I want a cup of coffee, please” o “I appreciate the information, thank you”.

 

  • Apenas dedicamos nada de tiempo a hablar en inglés con nativos porque... nos da miedo. ¿Y por qué nos da miedo? ¡Porque casi nunca hablamos en inglés!

 

En definitiva, que si quieres mejorar el speaking, tienes que:

 

  • Hablar más en inglés y cometerte el miedo con patatas. Acudir a una escuela de idiomas con un enfoque conversacional y donde no sólo aprendas horas y horas de gramática cruda.

 

  • Dedicar más tiempo a aprender el vocabulario útil. Por ejemplo, utilizando una guía de conversación, donde puedas encontrar algunas frases y expresiones para cada tipo de situación.

 

  • Hablar con personas nativas en inglés a menudo. Por ejemplo, acudiendo a bares de idiomas o haciendo intercambios de idiomas con personas que quieren aprender español y que te pueden enseñar inglés.

 

Todo esto, que quizás ahora mismo te puede parecer muy simple, es sencillamente lo que necesitas para mejorar tu habilidad a la hora de hablar inglés.

 

Algunas claves para mejorar en el speaking antes de lo que te imaginas

 

Veamos algunas claves a la hora de mejorar en el speaking.

 

1. Aprende frases y expresiones “comodín”.

 

La mayoría de la gente no habla soltando discursos, sino que cae muchas veces en lugares comunes o frases típicas. Bien, si estamos aprendiendo un nuevo idioma, ¿por qué no empezar por ahí?

 

Por ejemplo: “Oh, my Godness”, “That's incredible!”, “This is really important for me, you know”, “Cool!”, “Amazing!”, “Wonderful!”, “That`s nice!”, etc.

2. Intenta pensar en inglés desde que te levantas por la mañana

 

Por ejemplo, intenta describir lo que vas a hacer a continuación: “Well, it's a new day. I'm going to have a shower. Then, I will prepare my breakfast and I'll be watching the news on the TV for a few minutes. After that I will go to work”.

 

Pensar y hablar en inglés en tu mente te ayudará mucho a mejorar tu diálogo interno y que luego seas capaz de contestar a alguien en inglés cuando te hable en este idioma.

 

3. Escucha y fíjate en el inglés que oyes

 

¿Cómo aprenden los niños a hablar, principalmente? ¡Por imitación! Tienes que fijarte cuando escuchas alguna palabra nueva, cualquier cosa que te llame la atención, y buscar su significado en el diccionario.

 

Después, si la expresión te gusta o te llama la atención, trata de incorporarla a tu vocabulario y busca situaciones en las que puedas utilizarla. Puede ser una frase de una película, una canción, una serie... o algo que has oído decir a alguien por la calle. ¡Abre los ojos y los oídos!

 

4. No tengas miedo a equivocarte

 

A veces los profesores de inglés tienen parte de culpa de que la gente tenga miedo a hablar inglés. Es decir, están tan deseosos de corregir tus errores que algunas veces te pueden generar incluso miedo a utilizar el idioma por miedo a equivocarte.

 

Sin embargo, para ganar fluidez tienes que perder el miedo a equivocarte. Nunca verás a un holandés o un alemán que ha aprendido español no cometer ni el más mínimo error gramatical. Sin embargo, si usa las suficientes palabras en español como para que puedas entenderle, no te fijarás mucho en sus errores.

 

Ojo, con esto no queremos decir que los profesores no tengan que corregir. Es algo también muy importante para que podamos corregir cosas. Pero debemos tener claro cuál es el objetivo: no se trata sólo de hablar bien en inglés, que también, sino de hablar fluidamente, de forma natural y con tus propias palabras.

 

5. Películas, series, canciones...

 

Todo el listening que pueda caer en tus manos te será de gran ayuda para mejorar tu pronunciación, tu fluidez y tu vocabulario. No importa que sean películas, series o canciones, tú simplemente busca algo que te guste en inglés y que te permita entrenar el oído. Cuando entrenas el oído, estás trabajando también tu mente, y cuando entrenas tu mente, estás trabajando el speaking.

 

¿Y tú, tienes problemas para mejorar el inglés oral?, ¿cuáles son tus principales dificultades con el speaking?

¿Cómo se puede mejorar el speaking?

Comentarios