Viernes 22.03.2019

CEOE, no insultes mi inteligencia

La huelga del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ha sido un completo éxito por mucho que a algunos les dé urticaria el feminismo, aparte de ser incapaces de entender lo que realmente representa (o más bien no quieran entenderlo). Las movilizaciones en España han sido multitudinarias y también han tenido lugar en otros muchos lugares del mundo. Aquí estamos, al pie del cañón, y no pararemos hasta que llevemos a cabo todas las transformaciones sociales necesarias para acabar con un sistema de patriarcado que nos oprime, nos explota, nos discrimina y nos mata.

Pero hoy no voy a hablar de la huelga feminista que, afortunadamente, ha dado y seguirá dando mucho que hablar por su enorme repercusión y porque tiene entidad propia. Hoy voy a hablar del informe sobre la brecha de género que ha presentado la CEOE (confederación española de organizaciones empresariales), curiosamente, el mismo 8 de marzo. ¿Será una coincidencia?

Dicho informe afirma que, aunque existen otros factores más determinantes en la existencia de la brecha salarial, “rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas” influyen en que las mujeres percibamos menos remuneración que los hombres.

Veamos qué es eso de "rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas", a ver si es posible arrojar algo de luz a esta absurda parrafada que se ha marcado la patronal.

Por un lado, los rasgos psicológicos se refieren a la personalidad de cada uno, es decir, a esas cualidades que definen la forma de ser de una persona y que la diferencia del resto. Por otro lado, si las habilidades cognitivas son las que se utilizan en el procesamiento de la información, a saber, las que implican el uso de la memoria, la atención, la percepción, la creatividad y el pensamiento abstracto o analógico, ¿qué son las habilidades no cognitivas a las que hace referencia el informe de la CEOE? Pues ni más ni menos que las habilidades sociales, es decir, las actitudes y las capacidades personales que son independientes de la capacidad intelectual o cognitiva y que nos permiten interactuar y relacionarnos con los demás.

El informe dice que "Distintos estudios analizan los efectos de los distintos rasgos psicológicos y habilidades no cognitivas de hombres y mujeres sobre sus salarios y carreras profesionales. Según los mismos, mientras que las mujeres presentan ventajas en áreas como las relaciones interpersonales, los hombres parecen contar con una mayor propensión a asumir riesgos y a negociar y competir.”

O sea, que, por un lado, esos estudios consideran que las mujeres, a nivel de personalidad y de habilidades sociales, estamos en inferioridad de condiciones con respecto a los hombres en el ámbito laboral, pero, por otro, sí presentamos ventajas en áreas como las relaciones interpersonales, ¿acaso las relaciones interpersonales no entran dentro de las habilidades sociales o habilidades no cognitivas? ¿En qué quedamos? Pues en tratar de argumentar con sandeces la explicación de una brecha salarial que en absoluto tiene justificación. No solo el informe hace referencia a una serie de factores absurdos, sino que también entra en contradicciones.

Ese bonito informe, elaborado por PwC, de 70 páginas y repleto de imágenes de mujeres felices en sus puestos de trabajo, tiene como subtítulo “Identificando las causas para encontrar las soluciones”. La causa de la brecha salarial se llama machismo, claramente.

En conclusión, entre los diversos factores que influyen en que yo, como mujer, cobre menos que mi par varón se encuentra mi personalidad y mis habilidades sociales (bueno, a excepción de la interpersonales). Por favor, CEOE, no solo me infravaloras absurdamente por mis diferentes rasgos psicológicos y mis habilidades no cognitivas con respecto al hombre (así, en general), sino que con ello también insultas mi inteligencia. Madre mía, no vas a dejar sana ninguna de mis capacidades por el hecho de ser mujer. Claro, que con la patronal hemos topado, no olvidemos que la CEOE representa y defiende los intereses de los empresarios españoles y, esos intereses, en la inmensa mayoría de los casos, son contrapuestos a los de los trabajadores y, muy especialmente, a los de las trabajadoras.

SagrarioG
http://demayorquieroserescritora.com
https://www.facebook.com/demayorquieroserescritora/

Comentarios