Jueves 21.06.2018

Perros antibullying

Ni policías, ni profesores, ni chivatos. Un perro. Ése ha sido el instrumento más útil contra el acoso escolar en un colegio de Barcelona. El bullying se combate a lametazos

Dos niñas se cogen de las manos y dibujan un círculo, arrodilladas, nerviosas. De repente, un setter, salta a través de sus manos unidas. Quizás se llevaban mal ayer. O se insultaron. O se pelearon. Pero hoy se han reído juntas gracias al perro. Poco después, el tímido de la clase abraza a un cariñosísimo golden retriever. Recibe un chupetón del can. 

Perros contra el acoso escolar

El chico está tan encantado que ya no se acuerda de su vergüenza. Y el fanfarrón de la clase espera junto a los demás que un labrador pase por debajo de todos ellos. Uno tras otro. Y el capo escolar ya no dirige la situación. Es uno más. Todos son iguales. 

Porque los perros no siguen las pautas de dominio escolar. El perro obedece igual a la gordita de la clase que a la ligona del grupo. El perro los iguala, los acerca, les da un propósito divertido común. 

Programa contra el acoso escolar 2

Los escolares se convierten de pronto en improvisados entrenadores de perros. Lo que no saben es que es al revés: los animales los enseñan a ellos. A ser mejores personas, más cariñosos, más abiertos, más felices. 

Los perros imparten 12 semanas de clases 

Están participando en un programa pionero. Se llama “Respétame”, puesto en marcha por la Fundación Affinity en el colegio Lleó XIII de Barcelona. 

Lo siguen en horario lectivo y en el propio colegio. Participan 40 alumnos de 14 y 15 años, de 3ª de la ESO, a lo largo de 12 semanas. Como una asignatura más.

Menos timidez, más trabajo en equipo

Dicen las coordinadoras del programa que los resultados se han visto muy pronto. El comportamiento del grupo ha mejorado, como su capacidad de trabajo en equipo. Incluso los chicos con déficit de atención logran en estas clases mejorar su concentración con los perros. 

“Mediante el juego y las actividades con los animales, los jóvenes disfrutan de la experiencia del aprendizaje. Además, cuando los alumnos realizan el curso de adiestramiento todos son iguales ante los perros. Esta es la base para empezar a trabajar. Con las distintas actividades que se plantean los niños trabajan la importancia de la cooperación, ver cómo nos complementamos unos a otros, en qué necesitan ayuda y cómo pueden ellos ayudar… Además, se crea un vínculo muy especial con el animal, que se vive de forma individual y también conjunta”, asegura Maribel Vila, responsable de Terapias de Fundación Affinity.

12.000 llamadas por acoso

El acoso escolar es un problema grave en las aulas españolas. No hay estadísticas claras de bullying, pero hay un dato brutal. Desde 2016, el teléfono contra el acoso en las aulas ha recibido 12.000 llamadas. Esta podría ser una solución: los perros.

La paradoja es que a veces llamamos animal al niño o niña que maltrata en la escuela. Nada más lejos de la realidad. Los perros enseñan a ser humanos a los humanos. 

Programa contra el acoso escolar 3